Mueren cinco personas por beber alcohol adulterado en el este de México

El negocio, ubicado en el municipio de Rafael Delgado, en Veracruz, ya fue clausurado.

Más de 100 personas han muerto en México en las últimas semanas después de supuestamente consumir alcohol adulterado, según las autoridades locales. Foto AFP
Más de 100 personas han muerto en México en las últimas semanas después de supuestamente consumir alcohol adulterado, según las autoridades locales. Foto AFP

Coatzacoalcos, México.

Cinco personas han fallecido y otras siete están hospitalizadas tras consumir alcohol adulterado en la localidad de Rafael Delgado, en el Estado mexicano de Veracruz, en el este de México.

"Hay venta de alcohol clandestino y aunque hemos estado manteniendo la vigilancia con nuestra policía pues este negocio no lo habíamos detectado", dijo a la AFP la alcaldesa del municipio, Isidora Antonio.

La funcionaria dijo que las víctimas son personas que intentaron esconderse para tomar en una casa con venta clandestina de alcohol. "Es en una casa donde nunca se imagina uno que ahí se reúnen o se pasan a tomar la copita sin saber que esta vez ingirieron alcohol adulterado", dijo.

La localidad de poco más de 23,000 habitantes colinda con el central estado mexicano de Puebla, donde autoridades han reconocido 42 fallecidos por beber alcohol adulterado.

La alcaldesa dijo que se reforzarán patrullajes de la policía para encontrar los puntos donde se vende el licor adulterado.

Otros casos similares han ocurrido en el occidental estado de Jalisco y en el central estado de Puebla. Las autoridades vinculan el consumo de alcohol adulterado con la escasez de bebidas alcohólicas, principalmente cerveza, a raíz de la pandemia del nuevo coronavirus.

Jalisco

Después de Puebla, Jalisco es el Estado con más víctimas por consumo de alcohol adulterado con un total de 38 muertes. Sumando los decesos, en esta entidad se han registrado 97 personas afectadas, según la Dirección General de Promoción y Prevención de la Salud.

De acuerdo con las autoridades estatales, en los municipios del sur de Jalisco se han contabilizado 81 personas intoxicadas, 15 en Ajijic y uno en Tlajomulco. Mientras que de los 38 decesos, 29 fueron en la zona de Tamazula y 9 en Ajijic.

Lea: Biden aventaja a Trump en intenciones de voto en Florida

Las autoridades jaliscienses inspeccionaron 87 establecimientos en Chapala, Jocotepec y Jamay en los que aseguraron 153 litros de presunto alcohol adulterado. Recomendaron a la población revisar el etiquetado de bebidas de dudosa procedencia y observar que esté cerrado herméticamente.

Denise Santiago, titular de la Comisión para la Protección de Riesgos Sanitarios en Jalisco (Coprisjal), detalló que la contingencia sanitaria ha propiciado una escasez de alcohol etílico, por lo que presumen que algunas personas están tratando de vender el metanol como si fuera alcohol. En Jalisco no se decretó Ley Seca, pero algunos municipios sí implementaron medidas restrictivas para la venta y consumo de alcohol.

Morelos

En los municipios de Axochiapan y Jonacatepec, Morelos, suman al menos 23 personas fallecidas por el consumo de alcohol adulterado. En este caso, la Fiscalía de Morelos trabaja con su similar de Puebla para determinar si el producto adulterado procede de dicha entidad.

También se realizó un cateo a un inmueble en el Barrio San Francisco, del municipio de Jonacatepec, donde fueron aseguradas garrafas de plástico con capacidad de 19 litros.

En este estado la Ley Seca solo se implementó en algunos municipios de la zona conurbada.

Yucatán

El pasado martes se reportó la muerte de al menos siete personas y cinco en estado grave por consumir alcohol adulterado, en el municipio de Acanceh, Yucatán.

Según las autoridades sanitarias, las víctimas se sintieron mal luego de ingerir un licor adulterado que compraron pese a que el gobierno estatal decretó Ley Seca por la emergencia sanitaria del COVID-19.

Las personas intoxicadas presentan ceguera, vómitos, secreción de espuma por la boca y malestar estomacal. Según informes de la policía local, el alcohol adulterado proviene de la cabecera municipal y es distribuido en tiendas o a domicilio.

Al momento un hombre fue detenido por su probable responsabilidad en la distribución del alcohol y trasladado a la sede de la Fiscalía General estatal, en la ciudad de Mérida.

La Prensa