"Hemos fallado": Las disculpas de Bukele tras caos en El Salvador por bono

Miles de salvadoreños rompieron la cuarentena para reclamar los 300 dólares prometidos por Bukele.

Miles de salvadoreños se aglomeraron en los puntos de repartición del bono de 300 dólares, obligando al gobierno a cerrar estas oficinas./EFE.
Miles de salvadoreños se aglomeraron en los puntos de repartición del bono de 300 dólares, obligando al gobierno a cerrar estas oficinas./EFE. /

San Salvador.

Luego de que miles de salvadoreños salieron este lunes a las calles rompiendo la cuarentena domiciliar obligatoria por el coronavirus en busca de un bono de 300 dólares anunciado por el presidente Nayib Bukele, el mandatario se vio obligado a cerrar los centros de repartición.

Ante el caos generado, Bukele ordenó el cierre de todas las sedes del Centro Nacional de Atención y Administración de Subsidio (CENADE) de diferentes ciudades por la aglomeración de miles de ciudadanos, entre ellos ancianos y adultos acompañados de niños.

El presidente millennial se disculpó luego con la población a través de un emotivo comunicado en sus redes sociales.

"Hemos cometido errores, demasiados. Hemos tratado de hacer lo mejor y hemos fallado.‬ Nuestro país es demasiado pobre, el 90% de la población no está bancarizada y no tenemos un censo desde hace 14 años.‬ Estamos haciendo lo posible por arreglar todo lo que estuvo mal por décadas, en una semana. Incluyendo los hospitales que literalmente se estaban cayendo", escribió Bukele en su cuenta de Facebook.

"Conseguimos dinero, que no es el que aprobó la Asamblea, porque ese ni siquiera se ha conseguido y mucho menos han aprobado gastos (que por decreto ellos son los únicos que lo pueden aprobar). Del dinero que conseguimos por nuestra cuenta decidimos darle $300 dólares a cada familia necesitada, pero ha sido casi imposible", agregó.

"Escoger entre el virus y el hambre"

El mandatario afirmó que sin un censo y sin cuentas bancarias donde depositar el dinero destinado para alimentación de un 75% de la población es muy dificil entregar los bonos que prometió.

"Porque si decimos que vayan en orden, llegan todos a cobrar en desorden porque tienen hambre y viven en pobreza y se entiende. Aunque no fuimos nosotros los que los hicimos pobres, ni fuimos nosotros los que no los censamos o los culpables de que nunca se trabajó en cultura, para que fuéramos ordenados y pudiéramos entrar a una sucursal bancaria en orden", indicó Bukele.

"El 90% de la gente que ha llegado a los bancos ni siquiera le tocaba llegar hoy. La mayoría de la gente que llegó a los CENADE iba a traer el dinero, cuando siempre dijimos que ahí no se entregaría dinero.... Yo sé que la mayoría no tiene que comer y sería escoger entre el virus o el hambre. Y tratamos de diseñar sistemas para poder llevarles ese dinero y es falla tras falla.

Lo peor de todo es que la infección aún no ha llegado a su punto más crítico, ni por cerca. ¿Cómo estará nuestro país en 2 semanas? ¿Y en 3? Dios nos ampare. Aunque ya no sé si lo merecemos", concluyó.



La noche del viernes, el mandatario salvadoreño anunció el lanzamiento de un sitio web en el que los ciudadanos debían ingresar el número de su documento de identidad para saber si eran beneficiarios del bono, pero el mismo colapsó por la cantidad de ingresos.

Una de las principales concentraciones se dio en el CENADE de la capital salvadoreña, donde las personas no lograban mantener la distancia recomendada para evitar el contagio y algunos no portaban mascarillas.

Los ánimos se caldearon cuando el presidente Bukele anunció el cierre de estos centros debido a la aglomeración.

En el lugar se hicieron presentes miembros de la Unidad del Mantenimiento del Orden (UMO), cuerpo de antidisturbios de la Policía Nacional Civil (PNC).

Vea: Así avanza construcción de gigantesco hospital en EL Salvador

Diferentes medios locales reportaron similares aglomeraciones en las ciudades Santa Ana (noroeste), San Miguel (este) y Soyapango (centro), sobre este último lugar se difundió un vídeo en el que un agente de la Policía rocía gas pimienta a las personas que intentaban ingresar.

El Salvador sumó el domingo 30 casos confirmados de COVID-19 y el Congreso amplió por 15 días más el estado de excepción como medida para evitar la propagación de dicha enfermedad.

A la fecha no se reporta ningún fallecido a causa de la pandemia de COVID-19 en El Salvador, donde más de 3,900 personas se encuentran en cuarentena y se reportan 12 casos sospechosos.

La Prensa