Caos en El Salvador: Miles salen a la calle por ayuda de 300 dólares de gobierno

Miles de salvadoreños rompieron la cuarentena para reclamar los 300 dólares prometidos por Bukele.

Miles de salvadoreños se aglomeraron en los principales puntos de entrega del bono prometido por Bukele./Twitter.

San Salvador.

Miles de salvadoreños en distintos puntos del país buscaban deseperados este lunes recibir la ayuda de 300 dólares que el gobierno entregará para la compra de alimentos a 1,3 millones de familias ante la pandemia del nuevo coronavirus.

Miles de personas se aglomeraron en una desordenada fila, muchas usando mascarilla, en las afueras del estatal Centro de Atención por Demanda (CENADE), en San Salvador, donde pretendían consultar si recibirán la ayuda económica.



El presidente Nayib Bukele anunció que esta semana se comenzará a entregar 300 dólares a familias cuyo consumo de energía en casa no supera un máximo de 250 kilovatios-hora por mes en el último año.

El gobierno destinará unos 450 millones de dólares para esa ayuda.

Bukele ordena cierre por aglomeraciones

Ante las aglomeraciones, Bukele ordenó el cierre de los CENADE y dispuso que las personas consulten en Internet si serán beneficiados con la ayuda.

"Necesitamos que nos digan si tenemos derecho a recibir esa ayuda de 300 dólares, no estoy trabajando y por eso no tengo dinero para comprar comida para mi familia, lo necesito urgentemente", dijo a AFP Adolfo Mancía, en San Salvador.



Mancía un pequeño comerciante de 42 años, aseguró que desde hace dos semanas no vende en su pequeño puesto de ropa en una calle de la capital, el cual no ha abierto a raíz de la cuarentena domiciliar impuesta por el gobierno para evitar contagios del COVID-19.

El gobierno busca que la ayuda económica beneficie principalmente a personas como Mancía que trabajan por cuenta propia, aunque también a asalariados cuyas empresas no los remuneran a causa de la cuarentena.

Vea: Los cheques de EEUU a afectados por coronavirus podrían tardar 3 semanas

El Salvador acumula 30 casos confirmados de COVID-19, por lo que el gobierno decretó desde el pasado 21 de marzo cuarentena domiciliar obligatoria por 30 días.

En otras ciudades del país como Zacatecoluca (sureste), San Miguel (este) también acudieron miles de salvadoreños a las sedes del CENADE sin saber que el gobierno ordenó su cierre.

"Esperamos ir avanzando en la entrega de la ayuda, hay que tener paciencia" dijo la ministra de Economía, María Hayem.

La Prensa