China destruye dinero para evitar nuevos contagios por coronavirus

Las autoridades optan por desinfectar o destruir el dinero que circula en los focos de contagio del coronavirus.

Personal sanitario desinfecta las calles de Wuhan para frenar la propagación del coronavirus./AFP.
Personal sanitario desinfecta las calles de Wuhan para frenar la propagación del coronavirus./AFP. /

Pekín, China.

China continúa luchando contra reloj para contener el coronavirus, que deja ya más de 1,770 fallecidos en el país asiático, y hoy decretó como última medida de calado nuevas restricciones de movimiento a unas 24 millones de personas más en la provincia de Hubei, donde se originó el brote.

El último informe de la Comisión Nacional de Sanidad china indica que son ya 70,548 las personas contagiadas con el COVID-19, con todavía 10,644 casos graves y 2,048 nuevos positivos, de los cuales 1,933 se registraron en esta provincia del centro-este del país.

Los datos de hoy constatan un incremento de 105 muertes respecto al día anterior, 100 de las cuales se certificaron en la malparada provincia, cuyas autoridades han ordenado ampliar la cuarentena a unos 24 millones de habitantes más, a los que ha pedido que se queden en casa hasta nuevo aviso.



Desde el pasado 23 de enero, Wuhan, la capital de Hubei, permanece en cuarentena, una medida que después se extendió por otras ciudades de alrededor.

Las autoridades chinas han prohibido a los ciudadanos de Wuhan salir a la calle y desinfectan con robots la ciudad para evitar nuevos contagios.

Según la cadena CNN, todos los bancos chinos deben desinfectar el dinero en efectivo, revisarlo con luz ultravioleta y altas temperaturas, luego almacenarlo durante siete a 14 días antes de entregarlo a los clientes, por órdenes del gobierno central chino.

El efectivo que circula o proviene de áreas de infección de alto riesgo, como hospitales y mercados, será destruido para evitar nuevos contagios.



Para compensar el suministro, el banco emitirá grandes cantidades de efectivo nuevo no infectado. Ya en enero pasado, el banco central asignó 4,000 millones de yuanes (573,5 millones de dólares) en nuevos billetes a Wuhan, la ciudad china donde comenzó el brote.

Vea: Detectan 14 contagios de coronavirus en avión que desembarcó en Texas

Hasta la fecha, todos los fallecimientos menos cinco -en Taiwán, Japón, Francia, Filipinas y Hong Kong- se han producido en la China continental y, aunque una treintena de países cuentan con casos diagnosticados, China acapara en torno al 99 % de los infectados.

Los síntomas del nuevo coronavirus son en muchos casos parecidos a los de un resfriado, pero pueden venir acompañados de fiebre y fatiga, tos seca y disnea (dificultad para respirar)

La Prensa