El Chapo encuentra un "trabajo" en la Alcatraz de las Rocosas

El Chapo Guzmán se prepara para pedir un nuevo juicio al cumplirse un año de su veredicto.

Colorado, Estados Unidos.

Al cumplirse un año del denominado juico del siglo, Joaquín 'El Chapo' Guzmán se prepara para solicitar un nuevo proceso judicial a las autoridades estadounidenses alegando infracciones del jurado que lo condenó a cadena perpetua más 30 años de prisión.

Recluido en una pequeña celda de la prisión de máxima seguridad ADMAX de Colorado, conocida como la Alcatraz de las Rocosas, El Chapo dedica gran parte de su tiempo a estudiar los documentos de su acusación, según revelaron periodistas estadounidenses.

“El Chapo está ayudando, trabajando en el papeleo desde su celda”, informó el periodista Keegan Hamilton, citando al abogado defensor Jeffrey Lichtman.

Keegan agregó que el ex jefe del cartel de Sinaloa está convencido de que la justicia estadounidense se equivocó al condenarlo y alega que los miembros del jurado violaron las reglas del juicio al buscar información sobre los crímenes del capo en internet por lo que busca apelar a su sentencia.

"Testigos falsos"

El equipo de Defensa del Chapo también alega que los testigos alcanzaron acuerdos con las autoridades a cambio de inculpar al acusado.

"Esos asesinos que escucharon testificar ahora ya están en la calle, otros llevan años en la calle y otros próximamente saldrán", afirmó Lichtman.

Vea: El Chapo habla con su familia desde prisión y envía mensaje a EEUU

El Chapo comenzó a cumplir su condena el pasado 19 de julio en la Alcatraz de las Rocosas. Ahí se encuentra aislado en una celda y solamente tiene una hora para ejercitarse y recibir el sol. Pasa el resto de su tiempo estudiando su caso, viendo televisión y escribiendo cartas a su familia.

Tiene permitida la visita de sus abogados y de sus hijas menores, las gemelas que tuvo con la ex reina de belleza Emma Coronel.

Tras protagonizar dos espectaculares fugas en México, las autoridades estadounidenses reforzaron las medidas de seguridad para trasladar y recluir al legendario narcotraficante mexicano.

La Prensa