Jurado condenaría a Trump “en 3 minutos”, afirman demócratas

Un comité del Congreso presentará cargos contra el magnate para su juicio político esta semana. El mandatario será acusado de abuso de poder y obstrucción a la justicia.

Trump desafió a la oposición demócrata a votar para llevarlo a un juicio político “rápido” a fin de enfocarse en la campaña para su reelección en 2020.
Trump desafió a la oposición demócrata a votar para llevarlo a un juicio político “rápido” a fin de enfocarse en la campaña para su reelección en 2020.

Washington.

Los demócratas preparan la ofensiva final para el caso de juicio político contra el presidente Donald Trump.

El jefe del Comité Judicial de la Cámara de Representantes de EEUU, Jerry Nadler, afirmó ayer que ese panel votará esta semana sobre los cargos para el impeachment del magnate, que se enfocarán en abuso de autoridad y obstrucción de justicia.

Nadler indicó, además, que si el caso contra Trump se sometiera a un jurado “habría un veredicto de culpabilidad en tres minutos”, destacando que las pruebas de que el mandatario puso sus intereses personales por encima de los de su país al lidiar con Ucrania son “sólidas como una roca”.

El congresista no descartó la posibilidad de una votación en la Cámara Baja para acusar a Trump antes del próximo fin de semana. Eso llevaría rápidamente a un juicio ante el Senado, controlado por los republicanos, donde se espera que el Presidente sea absuelto.

Kr Trump2 091219(1024x768)
Tras la votación del Congreso para un proceso de destitución, el Senado desarrollará el juicio político contra Trump.

El comité de Nadler se reunirá hoy para comenzar a estudiar las pruebas recogidas sobre si Trump vinculó una ayuda militar y una reunión con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, a una solicitud de que Kiev investigara a su potencial rival en las elecciones de 2020, el demócrata Joe Biden.

Nadler detalló que la principal acusación se centraría en que Trump “buscó la interferencia extranjera” en las elecciones estadounidenses “varias veces, tanto para 2016 como para 2020, y trató de ocultarlo”, lo que representa “un peligro real y actual para la integridad de la elección” de noviembre.

El congresista demócrata no detalló si en los cargos formales se incluirán las pruebas de que Rusia interfirió en las elecciones de 2016 para favorecer a Trump.

Los republicanos siguen apoyando a Trump diciendo que no hay pruebas claras y directas de que presionó a Ucrania para obtener ganancias políticas personales.

La Prensa