Primer hondureño solicitante de asilo a EEUU llega a Guatemala

El hondureño permanecerá en el territorio nacional mientras resuelve su petición de asilo en Estados Unidos.

El primer ciudadano centroamericano deportado desde Estados Unidos realiza trámites este jueves, en Ciudad de Guatemala (Guatemala). EFE/Esteban Biba.
El primer ciudadano centroamericano deportado desde Estados Unidos realiza trámites este jueves, en Ciudad de Guatemala (Guatemala). EFE/Esteban Biba.

Ciudad de Guatemala, Guatemala

El primer migrante hondureño solicitante de asilo al gobierno de Estados Unidos llegó este jueves a Guatemala a esperar una respuesta como parte del acuerdo migratorio firmado en julio de 2019.

El hondureño fue trasladado en un vuelo que aterrizó a las 9:30 de la mañana en la Fuerza Aérea Guatemalteca (FAG).

La ministra de Relaciones Exteriores, Sandra Jovel, explicó que ha sostenido conversaciones con el canciller de Honduras para informarle sobre la situación del hondureño que llegó al país en el marco del acuerdo de cooperación de refugio suscrito con Estados Unidos.

También al Centro de Recepción de Retornados, donde fue trasladado el hondureño, llegó el ministro de Gobernación, Enrique Degenhart, quien aseguró que con la llegada de este hondureño, proveniente de El Paso, Texas, se inició la etapa operativa de implementación del acuerdo de asilo.

Según el funcionario, la próxima semana llegarán más vuelos a Guatemala y se tendrán más personas solicitantes de asilo a quienes se les dará refugio.

Vea: De 2 a 3 años toma a Estados Unidos resolver pedido de asilo

Funcionamiento del acuerdo

En el marco del acuerdo suscrito en julio pasado por autoridades de Guatemala y Estados Unidos se estableció que los extranjeros que planteen un requerimiento de asilo en la nación norteamericana serán enviados a Guatemala mientras esperan una respuesta.

Según lo suscrito, Estados Unidos "colaborará con Guatemala para identificar a los individuos apropiados para ser transferidos al territorio de Guatemala".

Ambos países acordaron trabajar en un plan de implementación inicial, que defina los procedimientos para el traslado de las personas, el volumen o número de cobijados por el acuerdo y otros detalles.

El acuerdo, cuya vigencia es de dos años con posibilidad de ser renovado, entrará en vigor cuando las partes indiquen que han completado los procedimientos legales para su aplicación.

Washington firmó acuerdos con El Salvador y Honduras

"Empezamos ya la etapa operativa" del acuerdo, señaló el ministro guatemalteco, quien en julio pasado firmó el convenio en Washington con el secretario interino de Seguridad Interior de Estados Unidos, Kevin McAleenan, en presencia del presidente Donald Trump.

Trump había presionado a Guatemala para firmar el acuerdo de "tercer país seguro" amenazando con gravar el envío de remesas familiares y las exportaciones del país centroamericano.

Degenhart, junto a la canciller Sandra Jovel, agregó que al iniciar la fase operativa del acuerdo también se realizan "pruebas" y "ajustes" del sistema de recepción de solicitantes de asilo.

El convenio ha sido criticado e impugnado legalmente en Guatemala por activistas y opositores al gobierno del presidente Jimmy Morales, al considerar que Guatemala no cuenta con las condiciones adecuadas para atender a los migrantes.

Los acuerdos migratorios con Estados Unidos se dieron luego de la crisis humanitaria del año pasado en la región con la salida de caravanas de migrantes hondureños, salvadoreños y guatemaltecos, que escapaban de la violencia y de la pobreza en sus países.

En septiembre pasado, defensores de migrantes fustigaron los acuerdos al considerar que convertirán al norte de Centroamérica en "una jaula para migrantes".

El tribunal constitucional le había advertido al gobierno de Morales que un acuerdo de tercer país seguro con Estados Unidos debe tener la aprobación del Congreso, aunque Degenhart descartó que necesite el aval del Legislativo.