Dos tiroteos en EEUU dejan siete muertos y seis heridos

Ayer, en Duncan, Oklahoma, un hombre disparó contra dos personas, luego se quitó la vida En.Fresno, California, abrieron fuego contra un grupo que asistía a una fiesta: 4 fallecidos.

Escena. En Duncan, Oklahoma, se registraron tres muertos. En Fresno, California, fallecieron cuatro. AFP-EFE
Escena. En Duncan, Oklahoma, se registraron tres muertos. En Fresno, California, fallecieron cuatro. AFP-EFE

WASHINGTON.

El tercer tiroteo masivo en California en menos de una semana, que dejó la noche del domingo cuatro muertos en una fiesta familiar, y uno en Oklahoma, donde ayer fallecieron tres personas, desataron las alarmas por el ascenso de la violencia armada en EEUU.

Tres personas murieron ayer en un tiroteo en un supermercado Walmart en Duncan, Oklahoma, entre ellos el presunto autor del ataque, informó la policía.

“Una mujer y un hombre han muerto en un auto y un hombre en el exterior” del vehículo estaba estacionado en un Walmart, indicó la policía en su página de Facebook. Las autoridades encontraron una pistola en el lugar.

Según el jefe de la policía de Duncan, Danny Ford, citado por el canal de televisión TNN-ABC, el sospechoso del ataque es uno de los fallecidos.

Violencia
1-Según el Gun Violence Archive, en 2019 van 370 tiroteos en EEUU.

2-En agosto, un tiroteo en un supermercado Walmart de El Paso, Texas, dejó 22 muertos; horas después hubo otra matanza en un concurrido barrio de Dayton, Ohio, con 9 muertos.

3-El pasado sábado 16, 5 personas murieron en un tiroteo en una casa de San Diego, California: 4 niños y 2 adultos.

Testimonios recogidos por el canal local precisaron que el autor del ataque se acercó a las víctimas y les disparó. Después, según los testigos, el supuesto autor de los disparos se pegó un tiro mientras un cuarto hombre sacó un arma para enfrentalo.

Los centros educativos de la ciudad fueron cerrados temporalmente hasta que recibieron garantías de la policía para abrir otra vez con normalidad, dijeron en un comunicado las escuelas públicas de Duncan, una ciudad de 22,000 habitantes situada a 120 kilómetros al sur de Oklahoma City, la capital estatal.

Noche mortal. Las autoridades buscaban ayer pistas que permitan identificar a las dos personas que mataron a otras cuatro e hirieron a seis al abrir fuego contra una casa en Fresno, California, y determinar si el hecho tiene algún vínculo con pandillas.

El tiroteo se produjo el domingo de noche durante una fiesta con 45 invitados para ver un partido de fútbol americano en esa residencia ubicada en un barrio con gran población latina y asiática.

Los sospechosos “entraron al patio trasero”, donde había unos 16 hombres, “e inmediatamente comenzaron a disparar” con pistolas y armas semiautomáticas, dijo el jefe de la policía, Andy Hall. “No fue un acto al azar”, agregó.

LC tiroteo 191119(800x600)

La policía investiga aún el motivo de este crimen, cuyas víctimas mortales, todas de ascendencia asiática, tenían entre 23 y 40 años, y los heridos entre 28 y 36.

“Tenemos información de que posiblemente algunas personas en esa fiesta estuvieron involucradas en un altercado a principios de esta semana”, señaló. “Estamos investigando si hay alguna conexión”.

Los atacantes “dispararon al azar a la multitud, no pareciera que tuvieran en la mira a individuos particulares”, agregó el jefe de la policía, que se mostró aliviado que mujeres y niños no estuvieran en medio de la balacera.

LEA: Nuevo tiroteo en un Walmart de EEUU deja tres muertos

Choua Vang, un vecino de la casa en que se produjo el ataque, dijo al diario Fresno Bee que otro tiroteo se registró en esa zona la semana pasada. “Me da miedo de salir a la calle cuando se pone el sol”, indicó. “Estamos pensando en mudarnos de este barrio, no sabemos cuantos más tiroteos habrá”, dijo.

EEUU ha sido escenario en los últimos años de tiroteos masivos, que han conmocionado a la opinión pública e impulsado el debate sobre la libre tenencia de armas de fuego.

Nancy Pelosi presiona a los republicanos

Los Ángeles. La presidenta de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, dijo ayer “¡Ya basta!”, al referirse al ataque contra un grupo de personas que estaban en una fiesta en Fresno, a la que asistían también varios niños.
“La tragedia diaria de la violencia armada continúa infligiendo terror y violencia en las comunidades del país. Los estadounidenses merecen una acción real para mantenerlos a salvo”, dijo la congresista.
“Pero los republicanos continúan obstruyendo soluciones significativas y bipartidistas para proteger a nuestros niños y comunidades. La supervivencia política de nadie es más importante que la supervivencia de nuestros hijos”, añadió.

“(Mitch) McConnell debe escuchar al pueblo estadounidense y permitir una votación (en el Senado) sobre la legislación bipartidista de prevención de la violencia armada, que la Cámara aprobó hace más de 260 días”, subrayó Pelosi.

El proyecto de ley que mencionó Pelosi fue aprobado en febrero pasado por el Congreso y se convirtió en la primera gran legislación de control de armas aprobada en más de dos décadas en la Cámara Baja, pero lleva parada desde entonces en el Congreso.

El presidente Donald Trump dijo en agosto que estaba trabajando con el Congreso para endurecer los controles de antecedentes de los compradores de armas, pero consideró que la reforma debería tener en cuenta las ideas de la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA).