Magnate Epstein fue asesinado en prisión, según informe de experto

Un forense afirma que las heridas de Epstein corresponden a un asesinato y no a un suicidio como indica el veredicto.

Víctimas de Epstein se manifestaron frente a la corte de Nueva York tras el supuesto suicidio del magnate estadounidense./AFP.
Víctimas de Epstein se manifestaron frente a la corte de Nueva York tras el supuesto suicidio del magnate estadounidense./AFP.

Nueva York, Estados Unidos.

Un patólogo forense contratado por el hermano de Jeffrey Epstein dijo el miércoles que la autopsia sugiere que el empresario estadounidense no se habría suicidado, sino que fue sido asesinado en su celda.

El médico, Michael Baden, contradijo el veredicto oficial difundido en agosto, al considerar que las lesiones de Epstein eran "más indicativas de estrangulamiento homicida".

"Creo que la evidencia apunta a un homicidio en lugar de un suicidio", dijo a Fox News Baden, quien fue en la década de 1970 médico forense de la ciudad de Nueva York y estuvo presente en la autopsia.

Según Baden, las fracturas múltiples encontradas en el cuello de Epstein, específicamente en el hueso hioides y el cartílago tiroideo, son "muy inusuales para el suicidio".

Epstein, acusado de tráfico sexual

Epstein fue encontrado muerto en el Centro Correccional Metropolitano de alta seguridad de Nueva York el 10 de agosto, donde esperaba su juicio por acusaciones de tráfico sexual de jóvenes de hasta 14 años.

La jefa de medicina forense de Nueva York, Barbara Sampson, dictaminó en su momento que el acusado se había suicidado, veredicto que fue disputado por los abogados de Epstein y su hermano Mark.

El miércoles, Sampson dijo que ella y su departamento sostenían su dictamen.

"La investigación médica original fue detallada y completa. No hay razón para una segunda investigación médica por parte de nuestro departamento", dijo Sampson en un mail a la AFP, consultada acerca de las afirmaciones de Baden.

Vea: Así reaccionó Ovidio Guzmán tras ser capturado en Culiacán

Epstein, de 66 años, era un financista multimillonario, administrador de fondos de cobertura, y trabajó con varias celebridades a lo largo de los años, incluidos el príncipe Andrés de Gran Bretaña y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Su muerte alimentó varias teorías de conspiración, en su mayoría especulando que había sido asesinado para evitar que revelara información comprometedora sobre algunos de sus conocidos.

Epstein negó los cargos, pero enfrentaba hasta 45 años de cárcel si era hallado culpable. Después de su muerte, decenas de testimonios de mujeres abusadas por él salieron a la luz.