Más noticias

Maduro acusa a Colombia de haber intentado "afectar" sus sistemas militares

Duque ha descartado una intervención militar en Venezuela asegurando que "Colombia no agrede a nadie".

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Foto: AFP
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Foto: AFP

Caracas, Venezuela.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, acusó el lunes a Colombia de haber buscado "afectar" su sistema militar de defensa, en víspera de ejercicios militares en la frontera en medio de renovadas tensiones entre ambos países.

Denunciando una "escalada guerrerista" desde el país vecino, Maduro volvió a elevar el tono contra el gobierno de Iván Duque, a quien suele acusar, junto al de Estados Unidos, de estar detrás de planes para derrocarlo, asesinarlo o desencadenar hechos de violencia en Venezuela.

"En los últimos tres meses se ha intentado desde la inteligencia del gobierno colombiano, captar suboficiales y oficiales venezolanos para afectar el sistema de radares, el sistema de defensa aérea y sus aviones, el sistema defensa antiaérea y el sistema misilístico venezolano", indicó Maduro en cadena de radio y televisión.

Lea más: Denuncian a Luiz Inácio Lula da Silva por otro caso de corrupción

"Afortunadamente los servicios de inteligencia (y) la moral de nuestros (...) soldados ha podido contrarrestar, detener y atajar esas pretensiones de penetrar la capacidad de defensa de Venezuela", dijo Maduro, hablando tras una reunión con el alto mando militar, su gabinete y altos funcionarios del Estado.

Hasta en 42 ocasiones intentó la inteligencia colombiana, en colaboración con "traidores" venezolanos en ese país, reclutar a militares, afirmó el mandatario, enzarzado en su país en una pugna por el poder con el líder opositor Juan Guaidó, reconocido como mandatario interino por medio centenar de países.

- "Sectores guerreristas" -

"En el Palacio de Nariño (en Bogotá) hay un gobierno que odia a Venezuela (...) y que responde a líneas que le llegan de sectores guerreristas que aspiran a un conflicto armado entre ambos países", fustigó Maduro, quien rompió relaciones en febrero con Colombia por su respaldo a Guaidó.

Lea más: EEUU y México revisan el acuerdo para frenar la migración irregular

Este último pico de tensión entre Bogotá y Caracas comenzó a finales de agosto cuando Duque acusó al gobierno venezolano de dar "albergue" y "apoyo" a un grupo disidente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que, liderado por Iván Márquez, exnúmero dos del movimiento guerrillero, anunció su rearme.

En respuesta, Maduro decretó un "alerta" en la frontera común de 2.200 kilómetros y convocó ejercicios castrenses en esa zona, del 10 al 28 de septiembre, y el despliegue de un sistema de misiles terrestres y antiaéreos.

De todas maneras, Duque ha descartado una intervención militar en Venezuela asegurando que "Colombia no agrede a nadie".

"Soldados: es hora de defender la soberanía nacional", llamó Maduro, quien sigue contando con el respaldo de los jefes castrenses pese a los insistentes llamados de Guaidó para que le den le espalda.

Lea más: Agresivo plan migratorio de México aguarda el visto bueno de Trump

En los ejercicios participarán "todos los jefes militares" y Maduro dijo que él "estará allí" también.

- Denuncia ante la ONU -

Horas antes, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, había indicado que Caracas llevará a la ONU "pruebas" de agresiones contra su país amparadas desde Colombia.

"No hemos hecho más que aportar a la paz (colombiana), mientras que desde territorio colombiano se amparan acciones terroristas contra Venezuela y nosotros sí tenemos datos, sí tenemos pruebas", dijo Arreaza ante el cuerpo diplomático acreditado en Caracas.

El gobierno venezolano aseguró el 31 de agosto haber frustrado varios atentados con explosivos contra instalaciones públicas en Caracas, vinculando con esos planes al presidente Duque.

Lea más: Aumentan a cinco las muertes por cigarrillos electrónicos en EEUU

Además, este lunes arremetió contra un reporte de la revista colombiana Semana sobre una "alianza" de Maduro con grupos irregulares colombianos, afirmando que es otro "falso positivo" (montaje) basado en documentos "forjados" para provocar un "conflicto militar" entre los dos países.

El canciller Arreaza reiteró que Caracas no ampara a los grupos irregulares colombianos.

"Lo que hemos hecho con la autorización de las autoridades colombianas en todo momento ha sido estar al servicio del pueblo de Colombia (...) para procurar que haya paz", dijo el canciller venezolano, cuyo país fue uno de los facilitadores de los acuerdos de paz con las FARC.