Más noticias

Congresista Norma Torres llora por la salida de la CICIG y pide al pueblo apoyo

El presidente Jimmy Morales no le renovó el contrato a la Comisión por supuestamente extralimitarse en sus funciones.

La congresista demócrata del estado de California, Norma Torres (i), junto a la presidenta de la cámara de representantes del Congreso de Estados Unidos, Nancy Pelosi (d), habla en una conferencia de prensa este jueves, en la Fuerza Aérea Guatemalteca, en Ciudad de Guatemala (Guatemala). Foto: EFE/Esteban Biba
La congresista demócrata del estado de California, Norma Torres (i), junto a la presidenta de la cámara de representantes del Congreso de Estados Unidos, Nancy Pelosi (d), habla en una conferencia de prensa este jueves, en la Fuerza Aérea Guatemalteca, en Ciudad de Guatemala (Guatemala). Foto: EFE/Esteban Biba

Guatemala.

La congresista estadounidense Norma Torres lloró este jueves al recordar la inminente salida de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y pidió al pueblo apoyar a los funcionarios que todavía quedan en el país centroamericano.

"Es muy difícil decir adiós", dijo visiblemente emocionada, y agregó que esta situación es aún más complicada cuando "el 70 por ciento del pueblo los apoya a ellos, reconociendo el trabajo que ellos hicieron contra la impunidad y la corrupción".

Torres, que participó en Guatemala en una visita bipartidista de varios congresistas de la Cámara de Representantes, recordó así la salida de la CICIG, un ente auspiciado por la Organización de Naciones Unidas cuyo contrato vence el próximo 3 de septiembre, después de que el presidente Jimmy Morales no lo renovara por supuestamente extralimitarse en sus funciones.



La congresista, nacida en Guatemala y férrea defensora de la Comisión, exhortó a los líderes sociales y a la ciudadanía a trabajar para "brindar el cambio que se necesita" en el país y calificó de "importante" que el pueblo "los siga apoyando y los siga protegiendo".

El presidente guatemalteco tuvo con la CICIG, que ya ha empezado a ultimar preparativos para el cierre de operaciones este mes, una fuerte controversia a raíz de una serie de investigaciones que le afectaban a él mismo y a su familia.

Y a partir de ahí empezó a minar el trabajo de la Comisión, creada para desarticular los aparatos clandestinos y de seguridad incrustados en el Estado, tal y como establecía su mandato, firmado en 2006 y aprobado un año después.

A punto de salir, la congresista estadounidense consideró importante que el próximo presidente de Guatemala, que se decidirá este domingo en las urnas entre el centroderechista Alejandro Giammattei y la Socialdemócrata Sandra Torres, se comprometa a hacer "una organización igual" a la CICIG.

Esto para que pueda atender todas las injusticias porque "sin justicia no hay un sueño guatemalteco en Guatemala" y por su trabajo alabó a la Comisión: "Muchas gracias a la CICIG".