Más noticias

Rescatan a siete hondureñas víctimas de explotación sexual en México

Autoridades capturaron a ocho integrantes de una familia que eran parte de una red internacional de trata de personas.

Fotografía de archivo de una operación policial en México.
Fotografía de archivo de una operación policial en México.

México.

El pasado viernes autoridades mexicanas detuvieron a ocho personas vinculadas a una red internacional de trata de personas con fines de explotación sexual y rescataron a siete migrantes hondureñas en el estado central de Tlaxcala, informó este viernes el ministerio de Seguridad.

Los detenidos son todos integrantes de una familia cuya organización operaba principalmente en los estados de Baja California (noroeste), Tabasco (sureste), San Luis Potosí (norte), Morelos y Puebla (centro), detalló la institución.

"Su modo de operar consistía en enganchar a las víctimas a través del enamoramiento para posteriormente obligarlas a prostituirse en diferentes estados de la República y cubrir una cuota diaria", añadió el ministerio en un comunicado.

Lea: Video muestra rescate de migrantes hondureños abandonados en un tráiler en Veracruz

La investigación, a cargo de la Policía Federal, la Guardia Nacional y la Fiscalía General, permitió seguir el rastro financiero de la organización y localizar a sus miembros, con lo que se autorizaron operativos de cateo y detención en nueve inmuebles en los estados de Tlaxcala y el vecino Puebla.

Cinco mujeres y dos hombres fueron detenidos en los operativos de Tlaxcala, donde también fueron rescatados los siete hondureñas, mientras que otro individuo fue arrestado cuando se ocultaba en un hotel en Puebla.

"Para continuar con las indagatorias, las personas detenidas junto con los migrantes liberados quedaron a disposición de la autoridad ministerial correspondiente", agregó la autoridad.

Algunas localidades de Tlaxcala como Tenancingo son conocidas como capitales mexicanas de la trata de mujeres. Allí, familias completas se dedican al proxenetismo, reclutando jovencitas que son seducidas, embarazadas y posteriormente forzadas a prostituirse bajo amenaza de dañar a sus hijos.

Muchas de ellas son enviadas a prostituirse a Estados Unidos o a países tan remotos como Nueva Zelanda, según la justicia mexicana.