Más noticias

Convocan a huelga de redes sociales para este 4 de julio

El cofundador de Wikipedia pide a los internautas que exijan el control de sus datos personales.

Facebook, dueña de Instagram y WhatsApp, ha sido criticada por el mal uso de los datos de sus usuarios. AFP
Facebook, dueña de Instagram y WhatsApp, ha sido criticada por el mal uso de los datos de sus usuarios. AFP

San Francisco, Estados Unidos.

El filósofo Larry Sanger, uno de los fundadores de la Wikipedia, ha convocado a los internautas de todo el mundo a una huelga de dos días de redes sociales. La convocatoria de Sanger parte del manifiesto que tituló Declaración de Independencia Digital.

Su objetivo es volver a descentralizar la red y que los usuarios recuperen su privacidad y el control de su actividad online. Sanger les pide a todos que firmen la Declaración de Independencia Digital. El cofundador de Wikipedia propone dejar de utilizar las redes sociales los días 4 y 5 de julio (o al menos uno de ellos).

2018
Ese año, Wikipedia, también un 4 de julio, cerró durante 36 horas para mostrar su rechazo a la normativa europea sobre derechos de autor.

Esta protesta de redes caídas pretende ejercer presión sobre las empresas dueñas de estas redes (Facebook es propietaria también de Instagram y WhatsApp) para que devuelvan a los ciudadanos el control de sus datos personales. “Vamos a flexionar nuestros músculos colectivos y exigir que las corporaciones gigantes y manipuladoras nos devuelvan el control sobre nuestros datos, privacidad y experiencia del usuario”, escribió Sanger.

También está la opción de que sí las usen, pero solo para compartir mensajes de huelga con la etiqueta #SocialMediaStrike (huelga de redes sociales). Además, invitó a los desarrolladores a que creen bots que envíen mensajes automatizados sobre la huelga y a los administradores de sitios web a que también hagan alusión a la protesta.

Sanger critica que las redes influyan en el resultado de elecciones, resalten los contenidos más controvertidos, redacten términos de usos “imposibles” de entender y comercien con los datos de los usuarios de maneras en las que “nadie aceptaría específicamente”, entre otras cuestiones.

El llamado de Sanger se produce en un contexto en el que varias de las principales redes sociales han sido cuestionadas por el inmenso poder que manejan.

Facebook, la mayor red social del mundo con más de 2,300 millones de usuarios, han enfrentado una racha de críticas desde que la consultora Cambdrige Analytica usó indebidamente información de 87 millones de usuarios de esta red para influir en el resultado de las elecciones presidenciales de EEUU de 2016 y en el referendo para la salida del Reino Unido de la Unión Europea.