Más noticias

Bolsonaro cumple 100 días con récord de reprobación

Los escándalos de corrupción de los hijos del presidente han opacado su gestión en primeros tres meses.

Brazilian President Jair Bolsonaro speaks during a joint press conference with the Israeli prime minister in Jerusalem on March 31, 2019. - Brazilian President Jair Bolsonaro arrived in Israel today just ahead of the country's polls in which his ally Prime Minister Benjamin Netanyahu faces a tough re-election fight. (Photo by DEBBIE HILL / POOL / AFP)
Brazilian President Jair Bolsonaro speaks during a joint press conference with the Israeli prime minister in Jerusalem on March 31, 2019. - Brazilian President Jair Bolsonaro arrived in Israel today just ahead of the country's polls in which his ally Prime Minister Benjamin Netanyahu faces a tough re-election fight. (Photo by DEBBIE HILL / POOL / AFP)

Brasilia.

El presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, registró la peor evaluación que algún mandatario del gigante sudamericano haya tenido tras cumplir tres meses de gobierno, según un sondeo divulgado ayer.

Desde que la democracia regresó a Brasil en 1985, el Gobierno de Bolsonaro es el peor calificado por los brasileños en el inicio de un primer mandato. De acuerdo con el estudio, adelantado por la firma Datafolha, un 30 % de los brasileños consideró que el Gobierno del ultraderechista fue malo o pésimo durante los primeros tres meses.

El índice fue semejante al de los brasileños que creen que Bolsonaro ha realizado una excelente o buena gestión (32 %), o para aquellos que la han encontrado regular (33 %).

Los antecesores del ultraderechista, los expresidentes Luiz Inácio Lula da Silva, (2003-2010) y Dilma Rousseff (2011-2016), líderes del progresista Partido de los Trabajadores y fuertemente criticados por Bolsonaro por sus ideas de izquierda, solo tuvieron la desaprobación de los brasileños en un 10 % y en un 7 %, respectivamente, durante los 100 días de mandato de sus primeras gestiones.

Bolsonaro, un exmilitar de 64 años, fue electo en octubre de 2018 con el 55% de los votos válidos, frente a 45% para Fernando Haddad, del PT.

Pero la gestión del mandatario se ha visto muy agitada en los primeros tres meses por varios episodios, entre ellos la revelación de que el oficialista Partido Social Liberal (PSL) recurrió a candidatos “fantasma” para recibir fondos electorales en la última campaña y las sospechas de irregularidades financieras de su primogénito, el senador Flavio Bolsonaro.