Más noticias

Venezuela sufre pérdidas de $875 millones tras largo apagón

Maduro anuncia el restablecimiento del sistema eléctrico en el país y ordena reanudar las actividades laborales. Las clases seguirán suspendidas durante dos días más.

Los venezolanos buscan cualquier fuente de agua para abastecerse del vital líquido. Fotos AFP
Los venezolanos buscan cualquier fuente de agua para abastecerse del vital líquido. Fotos AFP

Caracas, Venezuela.

Los venezolanos sufrían ayer la falta de agua y alimentos tras el peor apagón de la historia del país, que dejó pérdidas millonarias en una economía en ruinas.

El ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, aseguró que el servicio había sido restablecido prácticamente en toda Venezuela, incluida Caracas, aunque con “pequeñas fallas” en zonas donde hubo “sabotajes” a subestaciones tras el corte eléctrico. Por ello, el presidente Nicolás Maduro ordenó reanudar hoy la jornada laboral, pero mantuvo la suspensión de clases por 24 horas más, señaló Rodríguez.

Las áreas que seguían ayer a oscuras, seis días después del apagón, se localizan en el oeste del país. En ese contexto, China, aliada del presidente Maduro, ofreció ayer su ayuda para recuperar el servicio.

Guaidó decretó el estado de “alarma nacional” por 30 días para pedir ayuda internacional en la superación de la crisis. España le ofreció ayuda para recuperar el sistema eléctrico.

El gobernante socialista anunció el martes que pediría ayuda también a Rusia e Irán para investigar lo que denuncia como “ataques” al sistema eléctrico dirigidos por EEUU.

Según la consultora Ecoanálitica, las pérdidas por el apagón ascendían “a 875 millones de dólares”. La industria está paralizada y “para recuperar al país hay que buscar el apoyo de multilaterales y el sector petrolero”, opinó el director de esa firma, Asdrúbal Oliveros.

Hay una paralización importante en muchas áreas críticas del sector petrolero. En ese punto podríamos perder 700,000 barriles diarios”, señaló Ecoanalítica. Con la petrolera estatal PDVSA -fuente de 96% de los ingresos del país- en default y minada por la corrupción, la ya deprimida producción de crudo había caído de 3,2 millones de barriles en 2008 a cerca de un millón previo al apagón.

El problema mayor ahora es el agua. Largas filas se forman en torno a camiones cisterna dispuestos por el gobierno y alcaldías opositoras para su distribución, incluso en Caracas, donde el bombeo es irregular, si bien de antemano había racionamiento.

$5,5
millones en pérdidas reportaron los productores de carne y lácteos venezolanos, según la privada Fedenaga.

Rodríguez sostuvo que ese servicio ha sido restablecido entre 70% y 80%. La ministra del Agua, Evelyen Vásquez, aseguró que es “complejo” establecer en cuánto tiempo se normalizará. “Comenzamos los bombeos y vamos avanzando progresivamente”, dijo.

El país está a media marcha por el cierre de negocios y bancos, mientras el transporte público, ya de por sí deficitario, es muy escaso. “Del sábado para acá fue una sola comida por día. En las noches, un pocillo de avena y ya. Hoy no tenemos nada”, dijo Elena Espinoza, de 38 años, en Maracaibo.

EEUU aplaza a Cuba, China y Venezuela
EEUU señaló ayer a Cuba, Irán, China y Venezuela como países donde se comenten graves violaciones de los Derechos Humanos en el informe anual del Departamento de Estado sobre la materia.El informe, relativo a 2018 y que sirve como referencia al Congreso a la hora de conceder ayuda exterior, contiene información sobre unos 200 países e identifica varias tendencias globales preocupantes, como el tráfico de personas, la corrupción y las violaciones a las libertades civiles. En América Latina, pone el foco en Venezuela y Cuba, integrantes junto con Nicaragua de la “troika de la tiranía”, según la Casa Blanca.
El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, explicó que la documentación de “abusos” sirve para “provocar cambios” en Gobiernos de todo el mundo y “acabar con sus brutalidades”. En el informe, EEUU aseguró que el Gobierno de Venezuela incrementó la represión tras el fallido ataque con drones contra el presidente Nicolás Maduro y citó como ejemplo la detención del diputado Juan Requesens, acusado de ser cómplice de ese ataque.Sobre Nicaragua, Pompeo se refirió a las protestas que estallaron el 18 de abril de 2018: “los ciudadanos protestaron pacíficamente... se toparon con disparos de francotiradores”.
Además responsabilizó al Ejecutivo cubano de “la mayoría de los abusos contra los derechos humanos en Cuba”, entre los que citó torturas, censura y detenciones arbitrarias.