Más noticias

Acorralado, Trump pide fin de la investigación de Mueller

El fiscal especial Robert Mueller investiga la posible colusión entre el equipo de Trump y Rusia durante la campaña presidencial.

El magnate corre el riesgo de enfrentar un juicio político si se comprueba una supuesta colusión con el Kremlin durante la campaña electoral de EEUU./AFP.
El magnate corre el riesgo de enfrentar un juicio político si se comprueba una supuesta colusión con el Kremlin durante la campaña electoral de EEUU./AFP.

Washington, Estados Unidos.

Pese a los hallazgos dados a conocer este fin de semana sobre la investigación del Rusiagate, Donald Trump insiste en que no hubo colusión con Moscú.

El presidente de Estados Unidos instó ayer que termine dicha investigación sobre la injerencia rusa en las elecciones de 2016.

Los fiscales federales implicaron directamente al presidente, por primera vez, en los pagos ilegales a dos mujeres -la modelo Karen McDougal y la actriz porno "Stormy Daniels"- para silenciar potenciales escándalos sexuales que podían perjudicar su campaña presidencial.

Michael Cohen, ex abogado del mandatario que fue un hombre de su máxima confianza, ya había reconocido que pagó a dos mujeres que amenazaban con airear supuestas relaciones extramatrimoniales con el entonces candidato, y aseguró que lo hizo por lealtad a su jefe.

Pero, al dar por buena su versión en un escrito presentado en los juzgados, el Departamento de Justicia hizo suya la acusación.

En otro escrito separado, la Fiscalía Especial de Robert Mueller, encargada de la investigación, menciona un contacto previamente desconocido de Michael Cohen con un ciudadano ruso en noviembre de 2015, cinco meses después de que arrancara oficialmente la campaña presidencial de Trump.

Vea: Trump acusa al ex jefe del FBI de mentir en su testimonio ante el Congreso

Dicha persona dijo ser alguien de confianza en Moscú y ofreció al equipo del magnate inmobiliario una "sinergia política".

Los dos escritos constituyen lo más parecido hasta la fecha a una acusación al presidente de conductas potencialmente delictivas.

Sin embargo, el mandatario no tardó en responder a los señalamientos y decir que no hubo colusión.

"¡Es hora de que la caza de brujas TERMINE!", escribió en otro mensaje en Twitter.