Más noticias

Detectan varios casos de varicela en la caravana de migrantes

Las autoridades mexicanas habilitaron un nuevo albergue para los migrantes de la caravana en Tijuana.

Los migrantes fueron trasladados de albergue por las condiciones de hacinamiento en las que se encontraban en Tijuana./AFP.
Los migrantes fueron trasladados de albergue por las condiciones de hacinamiento en las que se encontraban en Tijuana./AFP.

Tijuana, México.

La Secretaría de Salud en Baja California, México, reportó que se detectaron seis casos positivos de varicela en migrantes centroamericanos que llegaron en las caravanas a la ciudad fronteriza de Tijuana con la intención de pedir asilo a Estados Unidos.

De las personas contagiadas, cuatro son varones y dos mujeres, detalló Néstor Saúl Hernández Milán, director de servicios de salud, quien agregó que hasta el momento no se han detectado casos de tuberculosis.


Por ello, precisó, se han intensificado las acciones de vacunación dentro de la población que se encuentra en los albergues instalados en toda la entidad.

Según el funcionario, hay 42 mujeres embarazadas en Tijuana y, dos en Mexicali, que están bajo observación médica, además de que se han otorgado 2 mil 768 atenciones por infecciones respiratorias agudas.

En su primera comparecencia ante medios, el nuevo presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador dijo que el tema de los migrantes se tocó en una reunión con su gabinete de seguridad y aseguró que la "situación tiende a normalizarse" en la frontera norte.

Vea: "Cash" Luna, el influyente pastor investigado por nexos al narcotráfico

López Obrador apuntó que a los migrantes se les están prestando atención médica y alimentación por parte del Ejército, la Marina y la Secretaría de Seguridad.

Explicó que la Secretaría de Gobernación (Interior) atiende el problema y que están elaborando un registro "para saber con exactitud el número (de migrantes) y tener los datos básicos para seguir prestando apoyo y auxilio".

Unos 9,000 centroamericanos, en su mayoría hondureños, llegaron a México a partir del 19 de octubre en distintos grupos, de los cuales más de 7,000 arribaron a las ciudades de Mexicali y Tijuana, estado de Baja California, para pedir asilo en Estados Unidos, y unos 2,000 están en tránsito en otras entidades del país.