Trump planea volver a separar a familias inmigrantes

Ante la creciente ola migratoria que comienza a desbordar la frontera sur de EEUU, Trump advierte a los indocumentados con duras medidas.

MCALLEN, TX - JUNE 12:  Central American asylum seekers wait as U.S. Border Patrol agents take groups of them into custody on June 12, 2018 near McAllen, Texas. The families were then sent to a U.S. Customs and Border Protection (CBP) processing center for possible separation. U.S. border authorities are executing the Trump administration's zero tolerance policy towards undocumented immigrants. U.S. Attorney General Jeff Sessions also said that domestic and gang violence in immigrants' country of origin would no longer qualify them for political-asylum status.  (Photo by John Moore/Getty Images)
MCALLEN, TX - JUNE 12: Central American asylum seekers wait as U.S. Border Patrol agents take groups of them into custody on June 12, 2018 near McAllen, Texas. The families were then sent to a U.S. Customs and Border Protection (CBP) processing center for possible separation. U.S. border authorities are executing the Trump administration's zero tolerance policy towards undocumented immigrants. U.S. Attorney General Jeff Sessions also said that domestic and gang violence in immigrants' country of origin would no longer qualify them for political-asylum status. (Photo by John Moore/Getty Images) /

Washington, Estados Unidos.

El presidente estadounidense Donald Trump confirmó este fin de semana que está considerando implementar nuevas medidas en la frontera sur de EEUU, incluyendo la separación de familias, ante la creciente ola migratoria que desborda a la Patrulla Fronteriza.

"Estamos evaluando todo cuando se trata de inmigración ilegal", dijo el magnate tras referirse al notable incremento de indocumentados cruzando la frontera en el último mes.



"Si sienten que habrá una separación, entonces no vendrán", agregó el mandatario.

Según The Washington Post, el nuevo plan de la administración de Trump busca frenar el flujo de familias inmigrantes que tratan de cruzar ilegalmente la frontera para pedir asilo.

Una de las opciones es ofrecer una elección binaria a las familias que buscan asilo después de 20 días de detención: permanecer encerrados con sus hijos durante meses o años mientras avanza su proceso legal, o permitir que los menores sean llevados con otros familiares o tutores que vivan en Estados Unidos.

Esa opción violaría el llamado acuerdo de Flores, aprobado en 1997 y que establecía el límite máximo que un niño inmigrante puede ser privado de libertad.

Lea más: EEUU libera a 400 inmigrantes detenidos en Arizona

Para frenar la llegada de inmigrantes, el Gobierno comenzó a aplicar en abril unas política fronteriza de "tolerancia cero", que provocó la separación de sus padres de más de 2,500 menores.

Ante las fuertes críticas que generó esa separación, Trump se vio obligado a firmar un decreto en el que ordenaba el fin de la división de familias, pero en el que abría la puerta a la posibilidad de privar de libertad a los menores durante un periodo indefinido de tiempo.

Uno de los grandes retos, apunta el Post, es lidiar con la logística y legalidad de mantener a las familias detenidas, pues el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), sólo cuenta con tres centros para detener a familias con capacidad para 3 mil personas.

La Prensa