Más noticias

Huracán Florence mantiene su peligrosidad tras bajar a categoría 2

Cinco estados de Estados Unidos esperan el impacto de Florence.

VER MÁS FOTOS

Washington, Estados Unidos

Autoridades de EEUU advirtieron ayer de las graves lluvias, vientos e inundaciones que puede provocar el huracán Florence, que amenaza con golpear la costa atlántica dentro de pocas horas.

Dato
En el Atlántico está activo otro huracán, Helene, que ayer perdió intensidad y bajó a categoría 1 al reducir sus vientos máximos sostenidos a 140 km/h.

Florence se degradó anoche a categoría 2 en la escala de cinco de Saffir-Simpson, pero aún se prevé que sea “muy peligroso” cuando se acerque hoy y mañana a la costa este de EEUU, advirtió el Centro Nacional de Huracanes (NHC) .

Según los pronósticos, Florence avanzaba sobre el océano Atlántico con vientos máximos sostenidos de unos 175 km/h. De acuerdo con la trayectoria, tocará tierra en los estados de Carolina del Sur, Carolina del Norte y Virginia.

Las órdenes de evacuación alcanzan a unas 1,7 millones de personas en esos tres estados, que declararon el estado de emergencia al igual que Maryland y el distrito federal, Washington DC (Columbia).
Se prevé que Florence se desvíe hacia el sur en dirección a Georgia, que ayer se sumó a las declaratorias de emergencia en previsión de las fuertes lluvias y marejadas.

“Se esperan algunas fluctuaciones en la intensidad del sistema hasta el jueves”, aunque se prevé un “lento debilitamiento” a partir de la tarde de este día, agregaron los meteorólogos del NHC, con sede en Miami.

Sin embargo, se pronostica que Florence sea todavía un “extremadamente peligroso huracán de categoría mayor cuando se aproxime a la costa estadounidense”.

Los expertos del NHC alertaron de nuevo sobre el gran peligro de “marejada ciclónica” a lo largo de las costas de Carolina del Norte y Carolina del Sur.

Con la aproximación de Florence a Estados Unidos, el NHC emitió una aviso de huracán desde South Santee River (Carolina del Sur) hasta Duck, Albemarle y Pamlico Sounds (Carolina del Norte), y una vigilancia de huracán desde Edisto Beach (Carolina del Sur) hasta Carolina del Norte y la frontera con Virginia.

125683-01-03(800x600)

“Es imperativo que todos sigan las órdenes locales de evacuación”, dijo el presidente Donald Trump, que publicó en Twitter un video instando a la gente a “no jugar” con este huracán.

“Esta tormenta es extremadamente peligrosa. ¡Cuídense!”, agregó, tras asegurar que el gobierno federal está “listo” para atender la emergencia, rechazando las críticas por su respuesta el año pasado al huracán María, que causó 3,000 muertos.

Hondureños

Autoridades de Honduras llamaron a los más de 100,000 inmigrantes hondureños residentes en la costa este de EEUU a acatar las advertencias de evacuación en las zonas que serán impactadas por Florence.

La cónsul general de Honduras en Atlanta, María Fernanda Rivera, dijo que se habilitó una línea de emergencia para que los hondureños puedan solicitar información sobre los albergues disponibles en Carolina del Sur y del Norte, donde exite la orden de evacuación obligatoria.

“A nivel de consulado nos estamos preparando para asistir a nuestros compatriotas en los estados afectados por el huracán, estamos en constante monitoreo de Fema y otras agencias locales, dando seguimiento a las órdenes ejecutivas y de evacuación y habilitamos un número de teléfono, disponible las 24 horas, para que nos llamen o nos escriban al WhatsApp para solicitar información sobre albergues y rutas de evacuación”, agregó Rivera.

También instó a los hondureños indocumentados a salir de las zonas costeras ante la gravedad del ciclón y refugiarse en los albergues puestos a disposición por las autoridades estadounidenses.

“Los hondureños que se encuentren en la costa deben salir de las zonas de riesgo, no importa su estatus migratorio, serán recibidos en los albergues. Las autoridades migratorias han suspendido los operativos ante la emergencia por el huracán”, explicó.

“Hay algunos que tienen familiares en las ciudades más céntricas y pueden buscar refugio allí”, agregó la cónsul.

125458-01-03(800x600)
En Jacksonville (Carolina del Norte) las gasolineras cerraron y en Raleigh seguían las evacuaciones.


Como un golpe de Mike Tyson

Florence va a ser “como un directo de Mike Tyson en la costa de las Carolinas”, dijo Jeff Byard, de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de EEUU (Fema).

110,000
hondureños residen en los estados de Carolina del Sur, Carolina del Norte y Georgia, según datos de la Cancillería de Honduras.

Byard advirtió sobre cortes de energía, cierres de carreteras, daños a la infraestructura y posibles pérdidas de vidas, enfatizando en la necesidad de evacuar. Las carreteras de una amplia zona de la costa este estaban ayer congestionadas, con largas filas de autos que buscaban alejarse de Florence.
En Wilmington, un balneario de Carolina del Norte con poco más de 100,000 habitantes, el sol brillaba sobre las calles desiertas, con tiendas y casas selladas con tablas de madera, supermercados vacíos y estaciones de servicio desabastecidas.

“Mucha gente ya se fue. Los medios a veces tienden a hacer las cosas más grandes de lo que realmente son”, dijo Mary Glover, al estacionar su 4x4 para tomar una foto de los mensajes a su alrededor: “Wilmington está blindado”, “Flo, no eres bienvenida aquí”, se podía leer frente al bar Tavern Law.

Sentado en un banco, Ken Price disfrutaba de la calma antes de la tormenta. “Los próximos días pueden ser bastante largos”, dijo tranquilo.

Huracán Florence cae a categoría 2 a menos de 500 kilómetros de EEUU