Más noticias

Veedores exigen rehabilitar escuelas y colegios que sevirán como centros de votación

La mayoría de centros se dañaron tras las tormentas Eta y Iota, otros están abandonado producto de las secuelas de la pandemia.

Tegucigalpa, Honduras.

Veedores sociales del Foro Nacional de Convergencia (Fonac), de la Red de Auditores Sociales en Infraestructura (Renasi) y de las Comisiones Ciudadanas de Transparencia (CCT) emprendieron a partir de este fin de semana un ejercicio de evaluación técnica de la infraestructura educativa que será utilizada durante las próximas elecciones generales para que los ciudadanos ejerzan el sufragio el último domingo del mes de noviembre del presente año.

En la contienda electoral del país más de 10 presidenciables tienen la posibilidad de ganar la presidencia y suceder al actual gobernante Juan Orlando Hernández, quien concluirá su mandato el 27 de enero de 2022, el segundo desde 2014.

Las entidades civiles tienen planificado evaluar 100 centros educativos en los departamentos de Cortés, Atlántida, Yoro y Santa Bárbara, muy especialmente aquellos que han permanecido cerrados en los últimos dos años por la emergencia generada por el nuevo coronavirus y las secuelas de los fenómenos naturales.

Los resultados de este ejercicio de veeduría social serán trasladados al Consejo Nacional Electoral (CNE) a fin que tome las medidas pertinentes y garantice que los centros de votación funcionarán sin problemas.

Las comisiones iniciaron las acciones de inspección en el municipio de Choloma, departamento de Cortés, a las instalaciones de los centros José Cecilio del Valle, Ramón Montoya, Marco Aurelio Soto, República de Japón, escuela Ramón Rosa y la escuela de Agricultura del Valle de Sula.

$!Comitivas comenzaron los trabajos de inspección desde el fin de semana.

Durante las visitas de campo, los veedores y auditores sociales se hicieron acompañar de autoridades departamentales y municipales de la Secretaría de Educación de Cortés, lo que facilitó el acceso a los inmuebles, la recopilación de información y la elaboración de reporte de hallazgos.

De los centros visitados, la mayoría de ellos no cuentan con suministro de agua potable ni servicios sanitarios en buen estado. Del mismo modo no existe fluido eléctrico ni estable conectividad a datos o enlace telefónico.

La comisión de veedores sociales constató que en el caso del centro Ramón Montoya, considerado como unos de los más importantes centros de votación en el área, está siendo intervenido por la Secretaríade Desarrollo Comunitario, Agua y Saneamiento (Sedecoas) desde hace seis meses y a la fecha, las aulas de clases continúan en mal estado, sucias y sin mobiliario, el predio no cuenta con cerco perimetral, no hay sistema de agua y saneamiento y otros servicios. Por otro lado, en el área de patio tiene material de construcción, por lo que de no hacer el esfuerzo necesario el inmueble no estará apto para que la ciudadanía pueda votar.

El secretario ejecutivo del Foro Nacional de Convergencia (Fonac), Omar Rivera, exigió a las autoridades gubernamentales proceder a rehabilitar aquellos centros educativos en los cuales se instalarán las juntas receptoras de votos.

“Estamos haciendo una veeduría social a las instalaciones educativas que funcionarán como centros de votación y los resultados preliminares indican que muchos de ellos tienen serios problemas de disponibilidad de servicios básicos como agua potable, saneamiento, energía eléctrica y conectividad a telefonía e internet”, indicó.

Rivera Pacheco señaló la necesidad que “escuelas y colegios que acogerán a las mesas y los centros de escaneo y envío de datos en el marco del Sistema de transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), sean reparados”.

“Muchos de estos centros educativos fueron afectados por las tormentas tropicales Eta y Iota, otros se han deteriorado por el abandono durante la pandemia, por lo que si se van a utilizar deben ser reparados y sometidos a profunda limpieza y desinfección”, expresó.