20/05/2024
06:34 AM

Vecina de Francisco Oropesa: “Siempre escuchábamos balazos”

La vecina, de origen mexicano, contó entre lágrimas cómo recuerda a la familia hondureña que murió a manos de Francisco Oropesa.

Texas, Estados Unidos.

Una de los vecinos de Francisco Oropesa y la familia hondureña que fue masacrada en San Jacinto, Texas, contó cómo recuerda la noche en la que los cinco migrantes fueron acribillados por el sujeto mexicano el 28 de abril de 2023.

La mujer usó su cuenta de TikTok para lamentar la muerte de su vecina Sonia Argentina Guzmán, del hijo de ella, Daniel Enrique Guzmán (9) y de las otras víctimas: Josué Jonathan Cáceres (18), Obdulia Rivera (29) y Diana Velásquez (21).

“Lamentablemente estamos acompañando desde el hogar a nuestros vecinos, nosotros vivíamos al lado de la propiedad de ellos. Se me hace muy difícil tratar de entender esto... Tengo días con mucho dolor, con mucho sentimiento”, comenzó diciendo la mujer con voz entrecortada.

Francisco Oropesa podría ser condenado a muerte por masacrar a hondureños

Luego agregó que ella y su familia solo conocían de vista a Francisco Oropeza, de hecho, ni siquiera “sabía cómo se llamaba”, confesó, pero dijo que a la familia hondureña sí la trató, pues incluso el niño fallecido era amigo de sus hijos.

La mexicana dijo que en varias ocasiones convivió con la familia hondureña, pues hacían fiestas de sus hijos y se invitaban o compartían carne asada.

“Wilson y Sonia eran muy alegres, hacían sus fiestas, les gustaba bailar y hacían sus juegos... No se metían con nadie, siempre era como: ‘vecinos, cómo están’; nosotros les encargábamos la casa... Ellos no debieron morir así, qué triste el monstruo que estaba viviendo al lado de nuestras casas, es algo muy doloroso”, dijo.

Defensa de Juan Orlando Hernández, resignada: “No vamos a ganar”

“Nos saludábamos, convivíamos y a veces mensajeábamos, es muy fuerte para nosotros saber que al ir allá ya no va a ser lo mismo”, mencionó.

Además de eso, reveló que los disparos en la zona eran habituales y coincidió con la familia de las víctimas al decir que nadie hacía nada por evitarlos.

“Siempre que nosotros íbamos escuchábamos balazos, pero nosotros no hacíamos caso, pues ya sabíamos que la costumbre ahí es hacer balazos y nadie hacía nada”, enfatizó.