25/11/2022
07:00 AM

Más noticias

'Trabajaremos duro para terminar la cárcel”: Juan Orlando Hernández

El mandatario visitó el penal en Naco tras que LA PRENSA publicara que la obra está paralizada.

San Pedro Sula, Honduras.

El presidente Juan Orlando Hernández realizó una visita sorpresa a la aldea La Acequia en Naco, Cortés, donde se construye el nuevo presidio noroccidental, cuyos trabajos están paralizados desde hace un mes.

Acompañado por varios miembros de la Fundación Pro Construcción del Centro Penal y empresarios de la zona norte, el mandatario recorrió el proyecto. La primera etapa de la obra comprende seis módulos y el plan era finalizarla este mes, pero los trabajos se paralizaron y están esperando un desembolso de 60 millones de lempiras de la tasa de seguridad para continuar.

La visita del Presidente generó esperanzas en los miembros de la Fundación y los más de 400 trabajadores de la construcción.

Luis Larach, miembro de la Fundación, reveló que el Presidente dio recomendaciones puntuales sobre infraestructura. Se mostró impresionado por lo que se ha hecho y se comprometió a continuar apoyando con desembolsos de 20 millones de lempiras, siempre que se hagan correctamente las liquidaciones.

Se han invertido unos L90 millones de lempiras en la obra y se necesitan 450 millones para terminarla. Se ha avanzado en un 50% el proyecto. El presidente Juan Orlando Hernández, luego de su visita, conversó con LA PRENSA y manifestó sus impresiones.

¿Presidente, usted visitó sin aviso la construcción de la Granja Penal Noroccidental?

Así es. Esta semana quise constatar lo que está pasando en esa construcción y buscar soluciones rápidas para que la obra no se detenga. Recuerde que mi compromiso es devolverles la paz a los hondureños y especialmente acá en el Valle de Sula, donde en la última década los niveles de violencia se dispararon. Estos índices empiezan a bajar, pero nos falta mucho que hacer. Por ello, una de las cosas fundamentales es terminar esta penitenciaria porque necesitamos colocar a los reclusos de San Pedro Sula y de toda la región en celdas seguras, donde se termine el reino de los presos que han tenido una especie de autogobierno por muchos años. La cárcel de San Pedro Sula está en condiciones difíciles y el control de los internos los lleva a usar hasta tecnología y otros instrumentos. Es importante trasladar a este nuevo recinto que se construye en La Acequia a los 1, 250 privados de libertad que están en el presidido de San Pedro Sula. Eso nos permitirá controlar mejor los actos delictivos ejecutados o planificados desde el actual centro penal. Visité la construcción de la cárcel con la fundación encargada. Gestionaremos recursos para reanudar los trabajos y terminar. La cárcel de Naco debe terminarse. Allí trasladaremos los reclusos del penal de San Pedro Sula. Así pondremos orden en las cárceles.

Foto: La Prensa

Una panorámica de los avances de la obra y un módulo finalizado. Los trabajos serán reanudados una vez que desembolsen los próximos L20 millones para concluir la primera etapa del proyecto, que debía estar terminado este mes. Fotos con dron: Yoseph Amaya.

La obra se paralizó hace un mes por falta de fondos. ¿Confirmó que están suspendidos los trabajos?

Sí, me encontré con ese sinsabor y de inmediato empecé a buscar recursos porque esto no puede detenerse. El Consejo Nacional de Defensa y Seguridad dará una respuesta clara e inmediata para que pongamos manos a la obra y no paremos hasta hacer lo que tenemos que hacer para que la ciudadanía se sienta más tranquila y segura y los internos puedan estar en sitios donde deban rehabilitarse bajo normas de respeto a sus derechos humanos, pero con el rigor y la firmeza propios de quienes han infringido la ley. Ya lo transmití a todos los miembros del Consejo y pedí una respuesta inmediata que deberá salir en las próximas horas.

¿Cuál es su expectativa con la construcción de este proyecto que tanto necesita la ciudad?

Que esta granja penal esté concluida en el tiempo más corto. Recuerde que esto lleva más de un año de estar en construcción y la primera etapa del proyecto, que comprende seis módulos, debió estar a finales de este mes. Hay que trabajar duro, pero lo importante es cumplirle al pueblo.

Quiero reconocer el apoyo constante de monseñor Rómulo Emiliani, presidente de la Fundación Pro Construcción del Centro Penal. él es un comprometido permanente con este tema. Igual reconozco la labor y el esfuerzo de muchos sampedranos empeñados en sacar este proyecto adelante; han tomado el proyecto como suyo. Creo que lo importante es que entendamos que todos debemos unirnos en proyectos de país, comprometernos y trabajar con conciencia y pasión. Más allá de estar señalando lo que no se hace, lo mejor es proponer, construir, edificar por Honduras.

Foto: La Prensa

LA PRENSA publicó un reportaje en el cual mostró que la construcción del nuevo presidio estaba paralizada por falta de fondos. La publicación tuvo eco y el Presidente visitó el recinto con miembros de la fundación.
El sistema penitenciario hondureño presenta graves fallas. ¿Qué hacer para superar estos problemas?

Estamos dando respuestas concretas. Voy a hablarle de qué hemos hecho y estamos haciendo: hace menos de un mes inauguramos un centro con capacidad para 2,000 reos. Esto ayuda a descongestionar el sistema penitenciario, que como usted sabe tiene un 65% de sobrepoblación. Este centro está en El Porvenir, Francisco Morazán. Debo decirle a usted lo que dije en ese momento al inaugurar esa obra: las cárceles en Honduras han sido “escuelas del crimen” y esa realidad hay que cambiarla; para eso trabajamos. Esta instalación nos ayudará a la rehabilitación de los prisioneros, separando el delincuente cuya rehabilitación es difícil de los de menos peligrosidad.

¿Se construirán más cárceles?

Déjeme decirle que tenemos ya definida la construcción de tres cárceles similares próximamente en otras regiones del país. La prisión de El Porvenir fue levantada en siete hectáreas, pero dispone de otras 96 para cultivos y una cantera para sacar piedra de construcción, la cual será aprovechada con trabajo de los reos.

En El Porvenir se instalarán 1,800 prisioneros procedentes de otras cárceles; serán instalados en las próximas semanas en 20 de los 35 edificios que forman la cárcel. Esto conlleva también 60 celdas de alta seguridad en cuatro batallones de Honduras.

DCIM\100MEDIA

¿En La Ceiba también le solicitaron construir una cárcel?

Ese tema de los centros penales ya obedece a toda una estrategia que está en camino. Salir de las nuevas cárceles que estamos construyendo no será fácil y estas personas tienen que estar recluidas como dice la ley, pagando una condena. Las cárceles han sido escuelas del crimen.

Me critican porque hicimos una cárcel en El Porvenir, Francisco Morazán, en una cantera de piedras, y ya le dije al ministro de Gobernación que tiene que ponerlos a picar piedras para que hagan algo.

¿Qué efecto tienen estas visitas sorpresivas?

Esas visitas como la que hice a La Acequia dan grandes frutos. Me anima hacer, dar respuestas, y eso demando de todo mi equipo: respuestas claras y concretas que den soluciones a todas las familias de Honduras.