Tegucigalpa, Honduras.

Mediante el pago de un monotributo, los trabajadores independientes y las personas que hasta ahora estaban marginados de la seguridad social en Honduras podrán gozar de todos los beneficios que ofrece a sus asegurados el Instituto Hondureño de Seguridad (IHSS).

La anterior es una de las novedades contenidas en la nueva Ley del IHSS, cuyo dictamen está próximo a ser elevado al pleno del Poder Legislativo para su correspondiente aprobación.

German Leitzelar, miembro de la Comisión Interventora del IHSS y uno de los juristas que trabajó en la elaboración del proyecto de ley, explicó que el monotributo permitirá a sectores marginados ser incorporados a la seguridad social.

La nueva Ley del IHSS incluye que la implantación del Régimen del Seguro de Atención de la Salud, así como los demás pilares de atención se harán en forma gradual y progresiva hasta alcanzar la cobertura total de la población hondureña.

En ese sentido, Leitzelar precisó que la ley nueva ley tiene una tendencia a universalizar los servicios, pero en forma gradual hasta alcanzar todos los hondureños.

Bajo este principio se incorporará a trabajadores que hasta ahora no tenían posibilidades de gozar de la seguridad social en el país.

Foto: La Prensa



En ese contexto, el nuevo entramado jurídico crea un régimen especial de afiliación en el que se incluyen a trabajadores por cuenta propia, prestadores de servicios profesionales, propietarios de pequeños negocios, trabajadores no asalariados, artistas, vendedores y similares.

Asimismo, se incorporan trabajadores domésticos, a domicilio, de temporada, ocasionales, eventuales y similares, incluyendo a deportistas, empleados de organizaciones gremiales y étnicas. Además, servidores sociales no asalariados, tales como sacerdotes, pastores, religiosos y miembros de asociaciones altruistas y hondureños residentes en el exterior.

El interventor explicó que estos y otros trabajadores independientes, que no laboran para una empresa o no está sujetos a un patrono, estarán asegurados a través del monotributo, es decir, una sola cotización individual.

Explicó que bajo el nuevo sistema todos los ciudadanos cotizarán un porcentaje del valor de un salario mínimo; pero los que ganan más de eso tendrán la obligatoriedad de cotizar un 1.5% adicional de forma individual y un 1.5% el patrono para una cuenta de ahorro previsional a favor del asalariado.