08/12/2022
07:21 AM

Más noticias

Tentáculos de Ada Muñoz siguen operando en alcaldía sampedrana

  • 21 octubre 2014 / 11:10 AM /

Ministerio público se prepara para presentar requerimientos. Información en poder de los fiscales incluye L63 millones por “borrones”.

San Pedro Sula, Honduras.

Acabar con la mafia que acaparaba la oficina de Control de Ingresos y otras áreas municipales no ha sido fácil para las autoridades edilicias actuales. El Ministerio Público tiene en su poder expedientes de tres empleados municipales que presuntamente se quedaron con un millón de lempiras cada uno, gracias a los “borrones” o “jineteo de cuentas”.

El personal de la Fiscalía Especial contra la Corrupción y representantes de la comuna tuvieron una reunión el lunes por la tarde en la que se abordaron varios casos de corrupción.

Esos empleados -a los que pronto se les presentará requerimiento- siguen cometiendo los mismos ilícitos, con permisos de operación y sellos falsos, según las averiguaciones.

Además, la Fiscalía tiene nombres de personas que están operando desde afuera de la alcaldía en contubernio con empleados.

Según la información en poder de los fiscales, hay 63 millones de lempiras en borrones distribuidos en 419 negocios que pagaron, pero los fondos nunca ingresaron a la comuna sampedrana.

También se está a la espera de la información de otros centros y del informe que mande la alcaldía al Ministerio Público. Elvis Guzmán, vocero de la institución, confirmó la reunión y explicó que se le solicitó a la Municipalidad que se entreguen informes, auditorías financieras y contables de las denuncias que han interpuesto y que tienen que ver con los borrones.

“Se ha pedido claridad en el informe de los fondos que supuestamente han malversado empleados y exempleados municipales y que nunca ingresaron a las arcas municipales”, dijo. Guzmán detalló que la Fiscalía pidió que la alcaldía detalle el modus operandi sobre cómo esos fondos no fueron destinados al tesoro municipal .

Los fiscales necesitan conocer el teje y maneje de la informática, además de verificar si esos empleados han tenido acceso, quién los vigilaba, cuál era el papel del auditor interno y por qué nunca detectó las anormalidades que estaban cometiendo empleados y exempleados.

Elvis Guzmán confirmó que, en efecto, hay personas que aún laboran en la alcaldía y son investigadas por el Ministerio Público porque ellos formaban parte de la red que operaba Ada Muñoz cuando fungía como jefa de Control de Ingresos.

Los delitos investigados van desde abuso de autoridad, malversación de caudales públicos, falsificación de documentos, violación de los deberes de los funcionarios, entre otros.