23/05/2024
09:28 AM

Los motivos de la ruptura entre Salvador Nasralla y Libre

Las inconformidades del designado presidencial Salvador Nasralla comenzaron cuando pidió dirigir tres áreas del gobierno, pero estas fueron denegadas.

Tegucigalpa, Honduras

Insultos, críticas y promesas incumplidas fueron las razones para que el 10 de abril se consumara oficialmente el divorcio entre Salvador Nasralla y Libertad y Refundación (Libre), luego que el designado presidencial interpusiera su renuncia ante el Congreso Nacional.

Renuncia de Nasralla irá a análisis jurídico en el Congreso

Este “matrimonio”, que se dio en dos oportunidades, llegó al ocaso tras el desdén de ambas partes y peticiones que no fueron respondidas.

A finales de 2021 se firmó un acuerdo entre la presidenta Xiomara Castro, Salvador Nasralla, Manuel Zelaya Rosales y Pedro Barquero.

En el mismo se establecía que Castro y Nasralla designarían a los ministros de las Secretarías de Estado, instituciones descentralizadas y desconcentradas.

No obstante, a Nasralla se le entregó únicamente la Secretaría de Salud y Desarrollo Económico.

Algo que sí se cumplió fue lo pactado en el octavo punto donde se acordó que Nasralla elegiría al presidente del Congreso Nacional, siendo Luis Redondo ungido en el cargo.

Transparencia, gobierno digital y deportes

En relación a los nombramientos, el líder del Partido Salvador de Honduras (PSH) le pidió a la presidenta Castro que le permitiera dirigir tres áreas: transparencia, gobierno digital y deportes.

El ahora exdesignado buscó tener la Secretaría de Transparencia, entregada en ese momento a Edmundo Orellana, y crear una dependencia de gobierno digital donde Nasralla estaría vigilante de las acciones de los funcionarios.

En tanto, la Comisión Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (Condepor) también fue pedida por Nasralla, pero se designó a Mario Moncada, hermano de la ahora precandidata presidencial de Libre, Rixi Moncada.

Reclamos

Durante el primer año de gobierno el ingeniero y presentador de la televisión contó con un presupuesto de 12 millones de lempiras para su despacho, con los que pagó salarios de empleados y distribuyó en obras.

Sin embargo, para 2023 se le canceló en virtud que sus liquidaciones “no eran transparentes y desorganizadas”, además de los insultos constantes hacia la presidenta Castro, reconoció el ministro de la Presidencia, Rodolfo Pastor.

Según dijo Nasralla, desde que la presidenta asumió nunca pudo reunirse con ella y su entorno tampoco le ayudó a gestionar reuniones.

Siendo representante del gobierno solo fue tomando en cuenta una vez como representante del Estado y fue en marzo de 2022 cuando viajó a Chile para asistir a la toma de posesión de Gabriel Boric.

Nasralla despotricó contra Manuel Zelaya

Las muestras de desprecio abundaron y en su mayoría de parte de Nasralla hacia la mandataria. En septiembre de 2023 le dijo que “soy la persona gracias a la cual ocupas la presidencia de Honduras... Te están utilizando para algo que nunca viviste y que no entiendes”.

A su vez, Nasralla despotricó contra Manuel Zelaya Rosales a quien señaló de “usurpar nuestro mandato y que engañó a la mayoría de hondureños”, esto también en septiembre de 2023.

Como respuesta, Castro manifestó recientemente que Nasralla estuvo “recibiendo un salario sin cumplir con sus responsabilidades”.

Mientras que su hijo mayor y secretario privado, Héctor Zelaya, lo tildó de “paracaidista” y lo retó a ir a elecciones sin hacer ninguna alianza política.

Las dos alianzas de Nasralla con Libre lograron 1,360,442 votos en 2017 y 1,716,793 votos en 2021, siendo él cabeza de fórmula en 2017.

Salvador Nasralla dejó su cargo de designado presidencial para buscar por tercera vez la presidencia de Honduras, siendo en 2013 la primera vez de manera sola en el Partido Anticorrupción.