Tegucigalpa, Honduras.

La Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (Cree) entregará al Congreso Nacional un informe, y de este dependerá la aprobación o no de las reformas al artículo 11 y el inciso B del artículo 28 de la Ley de la Industria Eléctrica.

Estas modificaciones buscan básicamente que la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) compre aproximadamente 1,700 megavatios de energía renovable a empresas que tenían pendientes la firma del contrato antes de entrar en vigor la ley.

Asimismo, se busca que los contratos existentes se renueven automáticamente sin entrar a proceso de licitación, como lo establece la ley. Estas reformas ya están en tercero y último debate.

Pero antes se solicitó a la Cree que hiciera un análisis de los cambios que se pretende hacer e introducidos a la cámara legislativa por el diputado Celín Discua.

En ese sentido, la aprobación o no de las modificaciones en tercer debate dependen del documento que envíe la Cree, a fin de establecer si es necesario que la renovación de contratos vencidos se haga automáticamente, manifestó Antonio Rivera Callejas, vicepresidente del Congreso.

Aseguró que todos los proyectos tienen que venir de la Enee, de lo contrario no se aprobarán en este poder del Estado. Ricardo Espinoza, comisionado presidente de la Cree, informó que hoy se reúnen con la Comisión de Energía del Congreso para entregar el análisis de las reformas. Al consultarle las recomendaciones que harán en el informe, contestó que hasta hoy se darán mayores detalles. No obstante, Espinoza ha mantenido que estos cambios no son adecuados.

Además, no se ha seguido el proceso de institucionalidad que marca la ley.

Entretanto, la Asociación Hondureña de Productores de Energía Eléctrica (Ahpee) reiteró ayer que esperan que el Estado no cambie las reglas del nuevo esquema legal del mercado eléctrico y que no exponga a la Enee a mayores cargas financieras.

Igualmente que incorporen al sector privado en el análisis de futuras reformas.