Tegucigalpa, Honduras.

A finales de julio prevén que esté listo el dictamen de la ley para regular el financiamiento de los partidos políticos.

Ayer, la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih) inició con miembros de la Comisión Electoral del Congreso Nacional una serie de reuniones que tienen como objetivo plasmar en papel esta regulación. En el encuentro también participaron dos expertas de origen mexicano.

La Maccih instó a la clase política del país a poner su mayor empeño en la creación de esta normativa, ya que para este organismo el financiamiento de las campañas políticas es el hilo conductor de los actos de corrupción en el país. Al concluir la reunión, que se desarrolló en el Congreso Nacional, la diputada Doris Gutiérrez informó que los miembros de la Misión plantearon los puntos de consenso que hay en los cuatro proyectos de ley sobre este tema, introducidos a la cámara.

Detalló que entre estos proyectos está la iniciativa del Poder Ejecutivo, del Tribunal Supremo Electoral (TSE), el presentado por el diputado Edwin Pavón, y el proyecto del Partido Libre.

Consensos

La legisladora del Pinu reconoció que una vez que la ley sea discutida en el Congreso Nacional existirá posiblemente falta de consenso en temas específicos.

“Nos parece bien la visión, pero que lleguemos a ciertos consensos en algunos puntos de la ley como lo del financiamiento público, o el tema de los techos de campaña, como que no va estar tan fácil todo”, aseguró.

Sin embargo, dijo que es normal que haya discrepancias, pero que lo importante aquí será llegar a conclusiones que permitan crear una normativa que regule los fondos de los partidos y los fiscalice.

El magistrado suplente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Marco Ramiro Lobo, confirmó ayer de una propuesta entregada por ese organismo a la Maccih para la creación de un bono electoral adicional a la deuda política para las próximas elecciones.