25/09/2022
10:41 PM

Más noticias

Prevén extradición de “El Tigre” Bonilla a EEUU en menos de 15 días

El exjefe de la Policía Nacional, según la Fiscalía, supervisaba operaciones de narcotráfico.

Tegucigalpa, Honduras.

Juristas hondureños coinciden que la mejor decisión que pudo tomar el exdirector de la Policía hondureña, Juan Carlos “El Tigre” Bonilla, es defenderse a la brevedad posible en los Estados Unidos, por lo delitos que se le imputan.

Penalistas consideran que interponer más recursos, luego de ratificarse la extradición por parte de un pleno de 15 magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) solo serviría para dilatar algo que es inminente, tal y como ocurrió recientemente con el expresidente hondureño Juan Orlando Hernández, extraditado el 21 de abril.

Una vez recibida las certificaciones solo resta que las secretarías de Seguridad y Defensa, así como la Cancillería y la Embajada de Estados Unidos coordinen el traslado, que se prevé sea dentro de una a dos semanas.

Hasta hace poco, el equipo de defensa del exjefe policial, que es pública, se preparaba para interponer un recurso de amparo ante la determinación de los 15 magistrados; sin embargo, el mismo Bonilla Valladares rehusó a hacerlo para viajar lo más rápido posible a Nueva York. Ayer viernes, el Poder Judicial informó que ya se envió toda la documentación correspondiente, que incluye la resolución de extradición, a las instancias del Poder Ejecutivo para proceder con la entrega del exjerarca de la Policía.

Un juez natural aprobó la extradición el pasado 18 de abril, mientras que el 20 de abril la Corte Suprema de Justicia ratificó la extradición contra el hombre que es señalado de “supervisar” operaciones de narcotráfico.

Relacionada: “El Tigre” Bonilla estuvo prófugo dos años tras ser solicitado en extradición por Estados Unidos

Bonilla fue capturado el 9 de marzo al norte de Tegucigalpa y recluido en una celda del Primer Batallón de Infantería, sur de la capital.

Fiscales federales de Nueva York atribuyen a Bonilla tres cargos relacionados con “usar o portar armas (...) en relación a la conspiración para importación de narcóticos” a Estados Unidos.

En exdirector policial jugó un “papel clave en una conspiración internacional de tráfico de drogas” y cometió delitos en nombre del exdiputado “Tony” Hernández, condenado, “y de su hermano el presidente”, en referencia al ahora exgobernante Juan Orlando Hernández, entre ellos “el asesinato de un traficante rival”, indicó en abril de 2020 el fiscal del distrito de Manhattan, Geoffrey Berman.

Juan Carlos Bonilla podría recibir hasta cadena perpetua en caso de ser hallado culpable.

Juan Carlos Bonilla también enfrenta una cadena perpetua en los Estados Unidos. Juan Carlos Bonilla también enfrenta cadena perpetua en los Estados Unidos.

Bonilla Valladares abusó de su cargo para violar la Ley y “supervisó el envío de múltiples toneladas de cocaína hacia Estados Unidos, usó ametralladoras y otras armas para conseguirlo, y participó en violencia extrema.

La Fiscalía citó en la imputación del exjefe de la Policía hondureña las “pruebas presentadas” en el juicio celebrado el pasado octubre de 2019 en Nueva York contra “Tony” Hernández y las “declaraciones hechas ante el tribunal”, en las que se alegó que varias organizaciones de narcotráfico tuvieron “apoyo” de políticos y agentes del orden en Honduras entre 2003 y 2020.