17/05/2024
06:18 AM

Políticos hondureños mencionados en juicios en EE.UU.

Políticos, exfuncionarios y empresarios de Honduras han figurado en las acusaciones de los peligrosos narcotraficantes que han confesado sus crímenes en las cortes de EE.UU.

San Pedro Sula, Honduras.

Así como sonó el nombre del expresidente Juan Orlando Hernández en los juicios de los narcotraficantes hondureños en Estados Unidos también resonaron los de otros funcionarios y empresarios.

Dentro de los altos exfuncionarios que supuestamente recibieron sobornos y favores de poderosos narcotraficantes hay expresidentes de la república, exdiputados al Congreso Nacional, exalcaldes, exmagistrados de la Corte Suprema de Justicia, expolicías, militares y empresarios.

Uno de los narcotraficantes que más autoridades señaló fue Devis Leonel Maradiaga, excabecilla del cartel los Cachiros.

En sus declaraciones aseguró que, además de los sobornos al exmandatario Juan Orlando Hernández, pagó 500,000 dólares al expresidente Manuel Zelaya Rosales y en 2012 al exdesignado presidencial Ricardo Álvarez.

Devis Leonel testificó en la Corte del Distrito Sur de Nueva York sobre las reuniones con el exgobernante Porfirio Lobo Sosa y sobre la presunta participación de Fabio Lobo, hijo de Porfirio Lobo Sosa, en una conspiración para enviar cocaína a EE UU.

También mencionó al exjefe de inteligencia y exministro de Seguridad Julián Pacheco Tinoco, entre otros militares, policías y diputados, de recibir sobornos del cartel para facilitar el transporte de cocaína de Colombia y Venezuela hacia Estados Unidos.

En la lista figuran el exalcalde de Choloma Leopoldo (Polo) Crivelli y su hijo Polito Crivelli.

Polo ofrecía información a los narcotraficantes sobre cuándo llegaban los agentes de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico a Choloma, donde vivía Geovanny Fuentes, otro peligroso traficante de drogas.

En los juicios también sonaron los nombres de los exdiputados Óscar Nájera (del Partido Nacional) y Juan Gómez (quien fue testaferro de los Cachiros y asesinado en enero de 2015) y el exalcalde de Tocoa, Colón, Adán Fúnez.

Devis Leonel también confesó que se entrevistó con el diputado Fredy Nájera del Partido Liberal y con narcos como Juan Ramón (Moncho) Matta, Luis Valle, Tito Montes Bobadilla y Juan Carlos Montes Bobadilla para hablar del zar antidrogas de Honduras, Julián Arístides González.

Allí se tomó la decisión de asesinarlo. Héctor Emilio Fernández, alias Don H, también aseguró haber dado sobornos al expresidente Zelaya, según consta en documentos presentados por la Fiscalía de Estados Unidos.

Militares

En el juicio del capo Geovanny Fuentes se mencionó que entre sus contactos también había varios oficiales de policía y militares, entre ellos René Orlando Ponce Fonseca, exjefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas (FF AA).

En los testimonios se ha mencionado a Mauricio Hernández Pineda, conocido como Primo, a quien presentaron los fiscales como primo de Juan Orlando Hernández y su hermano Tony Hernández. El Primo era un oficial de policía que también traficaba cargamentos de droga por Honduras.

Otra de las figuras relevantes fue Juan Carlos el Tigre Bonilla, exdirector de la Policía Nacional y quien realizó operaciones en zonas estratégicas para el narcotráfico en Honduras.

En mayo del año pasado, Estados Unidos solicitó en extradición al exdirector de la Policía Nacional, pero hasta el momento no se ha concretado el proceso.

Además, se mencionó al excongresista Juan Carlos Valenzuela, quien presuntamente participaba en las reuniones donde hablaban sobre tráfico de estupefacientes.

Asimismo, el exdiputado nacionalista Reynaldo Ekónomo, quien supuestamente fue enlace entre los Cachiros y Hernández; a cambio de uno de los favores pidió 20,000 dólares y una camioneta nueva.

Muchos de los señalados se han desvinculado de estos grupos del narcotráfico y se han puesto a la orden de las autoridades norteamericanas.