30/11/2022
05:38 AM

Más noticias

Pobladores de 57 comunidades reclaman por obras de protección

Más de 24,000 pobladores que residen en zonas aledañas al río Ulúa han sido afectados por las inundaciones. Las pérdidas en los cultivos ascienden a L25 millones.

EL PROGRESO

Ya perdieron sus pertenencias, sus casas están llenas de lodo, pero no tienen otro lugar dónde vivir, necesitan que les garanticen obras que los protegerán de las aguas del río Ulúa.

Por eso ayer pobladores de los excampos bananeros de El Progreso, Yoro, y de otras comunidades afectadas por las inundaciones se tomaron el puente La Democracia desde tempranas horas de la mañana exigiendo al Gobierno la reparación de los bordos.

Exigencias

Los pobladores de los excampos bananeros piden diagnóstico y reparación de las viviendas de las familias afectadas.Piden que se cierren las roturas de los bordos de manera inmediata y habilitación de carreteras, energía eléctrica y sistemas de agua para que las familias retornen a sus casas.Exigen la construcción de las represas Los Llanitos, Jicatuyo y El Tablón para evitar inundaciones en el valle de Sula.

El paso vehicular por el puente estuvo interrumpido por unas horas, siendo habilitado por agentes de la Policía Nacional.

Debido a las tormentas ocurridas hace tres semanas se rompieron 16 puntos del bordo del río Ulúa, que inundó desde la colonia Buena Vista hasta Urraco, dejando incomunicadas a más de 24,000 familias.

José Luis Chávez, residente en la comunidad de Soberanos del Norte, dijo que el agua llegó casi al techo de su casa y solo pudo rescatar unas camas.

Comentó a LA PRENSA que se venían recuperando de las inundaciones de Eta y Iota y ocurre de nuevo.

“Acá nos inundamos cuando el río rompió el bordo por Buena Vista, el bordo lo repararon; pero lo repararon con el mismo lodo que sacaron de la comunidad, exigimos que esta vez sí los reparen y no sea como la vez pasada”, lamentó.

Cinthya Abreu, representante de la Fundación Intercomunitaria para el Desarrollo de los Campos Bananeros (Funidecab), dijo que se unieron los pobladores de 57 comunidades aledañas al río Ulúa, desde el excampo bananero de Buena Vista hasta Dora.

“Exigimos al Gobierno la reconstrucción de los bordos del río Ulúa, ya que estamos incomunicados por la vía terrestre y aún no tenemos respuesta. Ya sabemos que hay un presupuesto de 750 millones de lempiras aprobados, pero necesitamos que sean invertidos de una manera transparente, ya que para Eta y Iota los hicieron de azúcar porque con la primera tormenta se fueron”, lamentó.

Abreu, quien es de la comunidad de Naranjo Chino, dijo que ayer se reunieron con una comisión de la municipalidad de El Progreso y “para mañana -hoy- se nos convocó a una reunión con una comisión del Gobierno a las 10:00 am en el Museo Ferroviario”.

En los excampos bananeros se cultivan plátanos, palma, maíz, yuca, limones, sandía y también banano. “Toda la producción se ha perdido, incluso lo palma, que no se daña con las inundaciones, pero no la han podido sacar. Las pérdidas ascienden a más de 25 millones de lempiras al mes”, dijo.

Maquinaria del Fhis repara el bordo en el excampo bananero de Buena Vista, donde se rompió.

Inspección

Marisa Mena, coordinadora del Centro de Estudios y Desarrollo del Valle de Sula, quien hizo un recorrido ayer por los bajos de El Progreso, dijo que están identificando los puntos que se intervendrán.

“Estamos viendo si las condiciones son aptas para que entren los contratistas y poder formular los proyectos, hay daños en la infraestructura, pero lo más doloroso son las pérdidas materiales para las personas y las fuerzas productivas”.

Ayer, maquinaria del Fondo Hondureño de Inversión Social (Fhis) estaba realizando reparaciones en el bordo en la comunidad de Buena Vista.

Las casas en esa zona están llenas de lodo y sus dueños han comenzado a limpiarlas.