04/12/2022
12:01 AM

Más noticias

Se pierden cultivos de maíz, banano y frijoles en Potrerillos y Pimienta

Los productores esperaban unas dos semanas más para sacar la producción de maíz, pero el Ulúa arrasó con los cultivos en el valle de Sula.

Potrerillos

En una canoa y luego en una bicicleta, Jorge Velázquez llegó a su milpa para recuperar algo de su cultivo, luego de que el río Ulúa inundara la zona baja de Potrerillos, Cortés.

“Tenía una manzana de maíz, le invertí mucho en cuidados y fertilizantes para poder tener unas ganancias, pero todo se perdió”, lamentó el agricultor.

Ayer que el equipo de LA PRENSA hacía un recorrido por las zonas afectadas, don Jorge estaba cargando en su bicicleta un saco de mazorcas de maíz a las que se les notaba la humedad.

Los pequeños productores de los bajos de Potrerillos tenían la esperanza de que en septiembre no se produjeran llenas y eso les daba un espacio para recolectar sus cosechas.

Indicaron que les faltaba un poco a los maizales para cortarlos, pero con las primeras crecidas del río Ulúa se fueron afectando y ahora ya quedaron bajo el agua.

Los pobladores de Potrerillos llevan cinco días de estar afectados por las crecidas del río Ulúa , que mantiene anegada la parte baja de la colonia La Pedrosa.

El alcalde de Potrerillos, Carlos Rivera, expresó que son 480 familias que han perdido sus cultivos y su sustento.“Eso nos preocupa porque ya estamos hablando de crisis alimentaria en esa población, que ya no tendrá su sustento diario”, añadió el alcalde.

Además de plantaciones de maíz, se perdieron cultivos de frijoles, arroz, hortalizas, plátano y yuca.Sobre la situación actual de su municipio, Rivera informó que tienen 639 personas damnificadas, muchas alojadas en 14 escuelas que se han habilitado como albergues.

Las autoridades municipales también expusieron que en Potrerillos el sistema de aguas negras está colapsado, lo que podría causar enfermedades en la población.

Sufrimiento

Otras 17 familias de la aldea La Sani de Potrerillos tienen sus casas inundadas, por lo que se han apostado a la orilla de la carretera CA-5.En ese lugar, en una pequeña covacha está don Rigoberto Murillo ( de 70 años) en su silla de ruedas, pues debido a un derrame y otras enfermedades que lo aquejan no puede moverse.

La casa de la familia de Rigoberto Murillo está anegada y solo pudieron sacar un colchón donde duerme, pero necesitan medicamentos, pañales y alimentos.

Daños

Otra de las zonas afectadas por las aguas del río Ulúa es en Santiago, donde muchas familias siguen con sus casas inundadas y también perdieron los cultivos.

En ese lugar hay pequeños y medianos agricultores que afirman hay pérdidas de hasta 70 millones de lempiras, de las que dependen unas 500 familias que trabajan en las plantaciones.

Los agricultores resienten la falta de bordos, los cuales, indican, se adjudicaron hace varios meses y nunca se construyeron, lo que permitió que el río arrasara con los cultivos.

En la aldea Santiago, de Pimienta, el río Ulúa afectó a la población y los cultivos por 70 metros de bordo que pidieron se les reparara y nunca llegó el proyecto a esa zona.

Asistencia

En el municipio de Pimienta, según el alcalde Raúl Ugarte, con la bajada del nivel del Ulúa la situación de inundaciones está estable y algunos pobladores han vuelto a habitar sus casas.

Informó que tienen personas albergadas, ya que sus casas están inundadas y el nivel del río está bajando despacio.

Accidente

Ayer, cuatro militares resultaron heridos cuando un camión del Ejército se accidentó en la calle que de Pimienta conduce a la aldea Santiago.

El vehículo iba cargado con alimentos para la merienda escolar y ayuda humanitaria cuando se fue a una hondonada.

Según se conoció, en el camión iban seis militares, de los que cuatro resultaron con heridas y dos se lanzaron del carro para salvarse.

El vehículo iba cargado y tenía problemas para subir unas cuestas, por lo que lo empujaron junto a un regidor y personal de la municipalidad que iba en otro carro, y luego de arrancar en una curva se fue a la hondonada.