Tegucigalpa, Honduras.

Un verdadero zafarrancho se vivió en la capital este jueves cuando vendedores ambulantes y policías municipales se enfrentaron en pleno centro de la ciudad.

Los gritos desesperados de los vendedores se escuchaban cuando los policías comenzaron a decomisarles las mercancías.

Según la ordenanza municipales, las ventas en el casco histórico están permitidas a partir de las 4:30 de la tarde; sin embargo, muchos buhoneros han desobedecido esta disposición.

Los vendedores, muchos llenos de enojo y otros con lágrimas en sus ojos, comentaron que ellos trabajan mediante préstamos.

Durante el enfrentamiento, se lanzaron piedras y gases lacrimógenos, afectando a varias personas.

Foto: La Prensa

Momentos en que los policías municipales se enfrentaron con los vendedores.