20/05/2024
04:20 PM

Pesadilla en México: a la espera de la cita con el juez en Nogales

Se aferran con fe a la oportunidad de llegar a EEUU. Otros piden el retorno voluntario

    Nogales, Sonora.

    Son cientos de familias completas las que llegan al comedor Kino en la frontera de Nogales, noroeste del estado mexicano de Sonora.

    Las filas son interminables, así como la estancia de los migrantes que esperan la cita con el juez y hacen de este comedor su hogar temporal.

    Los voluntarios, que se multiplican para atender a los indocumentados, no solo están apoyando con alimentación y ropa, sino también crean espacios de entretenimiento y aprendizaje para los menores, que son mayoría en el comedor.

    Una madre con su hija esperan en el comedor que se cumplan cinco meses para la cita ante el juez.

    La mano solidaria de Los Samaritanos, un grupo de estadounidenses que semanalmente apoya la obra social, ha sido clave para responder a la alta demanda, que solo en el mes de junio significó 4,751 raciones de comidas distribuidas en horas de la mañana.

    Los niños se aglomeran para recibir alimentos en las afueras del comedor Kino en Nogales, Sonora.

    “Son decenas y decenas de migrantes a los que se atienden. Los hondureños son el grupo más fuerte, donde hay tantas historias de dolor. Nos organizamos para apoyar en sus necesidades. La mayoría no tiene ropa ni techo, están solo con lo que llevan puesto, entonces les apoyamos con lo que podemos”, explicó Jaime Brusstar, de la organización Los Samaritanos.

    El comedor está desbordado, especialmente de niños.

    El cansancio hace mella en los centroamericanos, pero pese a las condiciones adversas y la larga espera, la mayoría sigue con la mirada puesta en cruzar a Estados Unidos.