27/05/2024
12:23 PM

Gobierno hondureño convoca a reunión a transportistas en paro

  • 19 julio 2018 /

El ministro de Trabajo, Carlos Madero, reiniciaá las pláticas con los transportistas y buscar una solución a la problemática.

Tegucigalpa, Honduras

El Gobierno hondureño convocó este mediodía a transportistas del servicio urbano e interurbano para solucionar el paro.

El Ejecutivo hondureño designó al ministro de Trabajo, Carlos Madero, para reiniciar las pláticas con los transportistas y buscar una solución a la problemática.

Los dirigentes del transporte habían venido negociando con las autoridades una revisión a la tarifa del servicio, sin embargo ayer miércoles comenzaron a demandar una rebaja de 23 lempiras al precio galón de la gasolina.

FOTOS: El caos que ha dejado el paro de transporte en Honduras

'Hoy mismo tenemos que solucionar esto', subrayó Madero, quien convocó a reunión a las 12:00 hora local (18.00 GMT) a los transportistas que han venido exigiendo un incremento a la tarifa del servicio, lo que ha sido rechazado por el Gobierno y repudiado por los usuarios.

Dato
Unos 100,000 transportistas bloquearon este jueves las carreteras en diferentes zonas de Honduras para exigir al gobierno una rebaja en los precios de los combustibles.
Los transportistas tampoco aceptaron el miércoles una fórmula que habían venido negociando con el Gobierno que implicaba un incremento de tarifa, pero no en la proporción que exigen.

El presidente del Consejo Nacional de Transporte, Marvin Galo, afirmó a periodistas que asistirán a la reunión convocada por el Gobierno.

Vea: cientos de hondureños no encontraron buses por el paro

Dijo, además, que esperan que acuda también el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, ya que los ministros no han podido darles una respuesta positiva.

El paro inició en varias ciudades del país, entre ellas Tegucigalpa, la capital, y San Pedro Sula, la segunda más importante, hacia las 08.00 hora local (14.00 GMT).

En las principales ciudades de Honduras, cientos de taxis y autobuses urbanos han sido aparcados a orillas de las calles, mientras que otros fueron atravesados en las carreteras para impedir la circulación de vehículos particulares. EFE