Tegucigalpa, Honduras.

A partir de hoy, el país será objeto de una evaluación en la materia por parte de la Organización de Estados Americanos (OEA) a través del Mecanismo de Seguimiento de la Implementación de la Convención Interamericana contra la Corrupción (Mesicic).

La instancia evaluará el nivel de cumplimiento de las recomendaciones hechas al país para el fortalecimiento de los mecanismos de transparencia.

La revisión coincide con el proceso de instalación de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih), que también depende de la OEA y que ayudará al país a combatir la corrupción y la impunidad, fortaleciendo los operadores de justicia.

Honduras dará cuentas ante el Mesicic sobre el nivel de cumplimiento de varias recomendaciones que fueron formuladas para garantizar el cumplimiento de la Convención Interamericana contra la Corrupción, de la que el país es signatario desde el 2 de junio de 1998.

Una de las recomendaciones hechas al país tiene que ver con asegurar la coordinación interinstitucional entre los órganos encargados de la prevención, investigación, persecución y sanción de actos de corrupción.

Otra es la ampliación de esfuerzos en los sistemas de rendición de cuentas, es decir, establecer mecanismos que permitan transparentar las acciones desde la administración pública.

El Mesicic recomendó a Honduras crear tribunales especializados en casos de corrupción y capacitar a los jueces y operadores judiciales en la valoración de la prueba en dichos casos.

La Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad se instalará esta semana en el país. El fin de semana concluyó la llegada de los personeros para poner en marcha el trabajo como parte del convenio firmado el pasado 19 de enero.

Sergio Jellinek, asesor en comunicaciones del secretario general de la OEA, Luis Almagro, informó que mañana se realizará una conferencia de prensa.