República Dominicana.

El Gobierno de Honduras y la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) acordaron este lunes desarrollar una estrategia penitenciaria para fortalecer las capacidades del Instituto Nacional Penitenciario (INP) de Honduras.

El convenio consiste en la reestructuración con políticas integradoras del sistema penitenciario, con las que se contribuirá a la reinserción social de las personas privadas de libertad en Honduras.

Luis Almagro, secretario general de la OEA, afirmó que “si se aspira a construir sociedades libres de violencia y del crimen organizado, se necesita contar con centros de privación de la libertad que eduquen y den la oportunidad de rehabilitar y reintegrar a las personas que cometieron delitos”

“Gran parte de la población carcelaria en algún momento va a recuperar la libertad, y necesitamos que estén preparados para reinsertase en la sociedad”, agregó Almagro.



Por su parte, Luis Suazo, ministro de Seguridad y Defensa de Honduras, reafirmó la apuesta del gobierno hondureño de trabajar junto a la OEA para mejorar el sistema penitenciario nacional. “Tenemos una gran expectativa respecto a la asistencia que vamos a recibir de la OEA, porque nos va a dar una visión clara e integradora, que nos ayudará a humanizar el sistema penitenciario de Honduras”, dijo.

La estrategia en que trabajarán la OEA y Honduras -por un período de 9 meses- deberá incorporar un enfoque de derechos humanos en la atención brindada por el sistema en la custodia de personas privadas de libertad.

En un comunicado de prensa, la OEA informó que entre los ejes de acción del acuerdo destacan:

-La mejora de la administración y gestión y de la infraestructura del sistema penitenciario
-Seguridad y control y vida “intra muros”
-Rehabilitación y reinserción integral
-Asistencia post penitenciaria
-Transparencia y rendición de cuentas

La firma del acuerdo se realizó en el marco de la IV Reunión de Autoridades Responsables de Políticas Penitenciarias y Carcelarias de las Américas, que se celebra entre el lunes y martes en República Dominicana.