Tegucigalpa, Honduras

Theodore Dale, presidente de la empresa Dale Vucanovich, que transmitió los resultados electorales del 26 de noviembre, pondrá a consideración del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) un documento que sustenta la denuncia sobre los hechos falsos señalados en el informe de la Misión de Observación del organismo.

El documento tendrá el apoyo de asesores técnicos y legales de la empresa.

Dale envió ayer una carta al secretario general de la OEA, Luis Almagro, en donde indica que busca salvaguardar su prestigio profesional, integridad personal, moral y económica “que han sido gravemente dañadas como resultado de los informes emitidos por la Misión de Observación Electoral de la OEA”.

La Misión emitió el mes pasado un informe final señalando una serie de anomalías en el sistema de divulgación de resultados electorales. Dale viajó a Washington para reunirse con Almagro y refutar ese informe el pasado 26 de diciembre. Desde EUA dijo que la OEA estaba dispuesta a corregir el informe final.

En la carta enviada ayer a Almagro señala que los “informes presentados han repercutido y afectado negativamente en mi labor, credibilidad y prestigio profesional, ocasionando graves consecuencias aún no estimadas. Esto sumado a que estas declaraciones sin sustento, dentro de las informes de la MOE, ponen en duda la responsabilidad y seriedad de un organismo como la OEA, que lejos de generar certidumbre, con una auditoría acorde a estándares internacionales, crea interpretaciones sesgadas, sobre la base, como hemos dicho antes, de un informe de auditoría que se descalifica por los hechos falsos mencionados y que se explicarán de manera detallada en el informe que haré llegar el viernes próximo”.

Hechos falsos

Reitera que el informe de la MOE, correspondiente a la auditoría al sistema de información del procesamiento electoral, contiene hechos falsos, conclusiones erradas, supuestos y conjeturas tendenciosas, aunado a una metodología de trabajo que irrespetó los más mínimos principios y normas aceptadas a nivel mundial para dichos procesos.

“En aras de poder restablecer mi honor e imagen, así como el de las empresas que represento y que además el Consejo Permanente de la OEA conozca y evalúe lo que este informe, por sus deficiencias pudo haber ocasionado a un país miembro, le solicito respetuosamente darme la oportunidad de poner dicha documentación en conocimiento del Consejo previo a la discusión sobre el informe final de la MOE”, pidió Theodore Dale.

La carta enviada por Theodore Dale a Luis Almagro, secretario general de la OEA.