Más noticias

Notables prometen 'no fallar” en la depuración policial

Comisionados Vilma Morales, Alberto Solórzano y Omar Rivera fueron juramentados anoche. Hoy se reúnen para aprobar su plan de acción y tomar las primeras acciones.

Tegucigalpa, Honduras.

Los miembros de la Comisión Especial de Depuración de la Policía Nacional asumieron ayer formalmente el reto de adecentar el cuestionado cuerpo policial y se comprometieron a no “fallarle” a Honduras en esta delicada tarea que se les encomienda.

Tal como lo adelantó LA PRENSA en su edición de ayer, el presidente Juan Orlando Hernández, juramentó a la abogada Vilma Cecilia Morales, el pastor Alberto Solórzano y el representante de la sociedad civil, Omar Rivera, como los tres notables que acompañarán la depuración policial.

Su juramentación tuvo lugar al cabo de una prolongada reunión del Consejo Nacional de Defensa y Seguridad en la que el tema principal fue el proceso de limpieza de la institución.

Los tres comisionados también fueron presentados oficialmente ante el grupo de cooperantes del G-16, cuyos representantes se comprometieron a darles todo su respaldo en esta tarea.

Consuelo Vidal, coordinadora del sistema de las Naciones Unidas en Honduras, dijo que la cooperación internacional aglutinada en el G-16 avaló la designación de estos tres ciudadanos y que por consiguiente cuentan con todo su respaldo.

“Cuentan con todo nuestro apoyo y estamos viendo con esperanza este nuevo esfuerzo”, indicó la diplomática.

Como parte de sus primeras acciones, la Comisión se reunirá este miércoles a las 9:00 am para aprobar su plan de acción e inmediatamente tomar acciones concretas.

En sus primeras impresiones, tras su nombramiento, Omar Rivera dijo: “Esta es la hora del cambio, es el preciso momento de la transformación, es ahora o nunca. Todo los sectores estamos en sintonía, no podemos fallar y no podemos fallarle a Honduras”.

Dijo que participar en esta Comisión Especial es una formidable oportunidad para, no solamente incidir sino ejecutar directas acciones para evaluar, investigar y certificar a los diferentes miembros de la Policía.

“Con fuerza vamos a contribuir, no solamente a separar a los que no cumplen a cabalidad con el perfil de idoneidad y demuestran ser confiables, sino que tambien colaboraremos con identificar a los buenos agentes de escala básica y altos oficiales que pueden, con esmero y responsabilidad, revitalizar la gestión policial y de esta manera contribuir a reducir los elevados niveles de criminalidad y delincuencia en el país”, dijo.

Aclaró que son más los buenos policías y muchos más los buenos hondureños que, vistiendo el uniforme policial, están dispuestos cumplir su deber.

Añadió que debe comprenderse que la lucha por depurar la Policía Nacional no podrá lograrse sin el decidido apoyo del Ministerio Público, el Poder Judicial y el Tribunal Superior de Cuentas (TSC), puesto que se trata de una responsabilidad compartida entre todos los altos funcionarios que constituyen el liderazgo del aparato estatal.

Reacciones

Por su lado, Solórzano dijo que como Iglesia se puede estar cómodamente en las cuatro paredes y hacer de eso un nicho y estar cómodamente; pero en este momento el país requiere la participación de los ciudadanos porque si al país le va mal, le va mal a todos.

Reveló que este grupo ha venido reuniéndose y trabajando en este tema desde hace varios días y hoy nuevamente se volverán a encontrar, pero solo para definir algunas prioridades y decisiones que se tomarán en los próximos días.

“Solo les puedo decir que en los próximos días ya van a ver algunas acciones y resultados de esto”, adelantó.

El líder espiritual puntualizó que la comisión no viene a improvisar y aclaró que no se sumaría a un esfuerzo si ese fuera el caso.

“Nosotros venimos a trabajar en forma seria y responsable y este miércoles la Comisión solo va a reafirmar los siguientes pasos para dar un mensaje contundente que las cosas van en serio”, acotó.

Solórzano enfatizó que este es un gran momento para Honduras y hay que aprovecharlo para que el país se conduzca por un camino mejor, al tiempo que aclaró que la Comisión no va a hacer una cacería de brujas dentro de la Policía.

Se conoció que el abogado German Leitzelar, exmiembro de la comisión de notables que se encargó del proceso de transición de la Policía del control de las Fuerzas Armadas a la égida civil en la década de los noventa, será uno de los asesores de este grupo de trabajo.

También fungirá como asesor y como apoyo técnico, Jorge Machado, director ejecutivo de la Confraternidad Evangélica de Honduras y exmiembro de la última junta proponente de candidatos a magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

Se tiene previsto que esta semana los comisionados también se reúnan con los miembros de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (Maccih) que se instala formalmente este jueves en el país.

Con estos se abordará el tema de la depuración y la solución de crímenes de alto impacto que involucran a miembros de la carrera policial, entre ellos el del zar antidrogas Julián Arístides González.

Julieta Castellanos, rectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah), dijo tras la presentación de los comisionados, que estos cuentan con suficiente información para iniciar el proceso de depuración.

“Por eso esperamos resultados al corto plazo, porque cuentan con esa información”.