Tegucigalpa, Honduras.

El nerviosismo de testigos a favor de Kevin Solórzano, acusado de la muerte del exfiscal Edwin Eguigure, podría afectarle en el juicio oral y público que se desarrolla en el Tribunal de Sentencia de Tegucigalpa, zona central de Honduras.

La defensa presentó a dos testigos quienes se mostraron un poco nerviosos al responder las preguntas hechas por la fiscalía, situación que pone en duda la versión de Solórzano sobre los hechos, y pone en peligro una resolución favorable para el universitario.

Las versiones que su defensa maneja es que Kevin ese día de los hechos se encontraban en su casa de habitación y luego se trasladó a Ceutec de Los Próceres y que realizó sus actividades de manera normal asistiendo a sus clases, y luego en horas del mediodía regresó a su casa.

El juicio se reanudará el jueves a las 9:30 de la mañana y dentro de cuatro días se sabrá la sentencia del jurado.

Sostiene su inocencia

Al llegar a la Corte Suprema de Justicia, el joven universitario, quien sostiene que es inocente, respondió a las preguntas de los periodistas, quienes lo cuestionaron si espera salir libre. 'Sí, ahorita en estos días'.

También que la Navidad la pasó tranquilo con su familia y que para hoy espera 'seguir aclarando las cosas'.