"

Tegucigalpa, Honduras.

Invaluable y emblemático. Así lo califican los líderes y militantes del Partido Nacional de Honduras al expresidente de Honduras, Rafael Leonardo Callejas, quien falleció este sábado 4 de abril en Estados Unidos.

A través de las redes sociales y medios de comunicación, diputados y políticos que tuvieron relación con Callejas expresaron su pesar y aseguraron que era 'el líder más carismático' que tuvo el Partido Nacional.

Callejas falleció de un paro cardíaco en un hospital de Atlánta, Estados Unidos.

El presidente Juan Orlando Hernández, en sus redes sociales mandó un mensaje de solidaridad a la familia de Callejas.

'Lamentamos enormemente el fallecimiento del expresidente Rafael L. Callejas. Mi solidaridad con su esposa Norma Regina de Callejas, sus hijos y nietos', dijo el mandatario.

'Descansa en paz amigo, líder emblemático de nuestro amado Partido Nacional y de nuestro país. Mis condolencias a la familia Callejas en estos momentos de dolor', escribió en su twitter, el presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva.

Por su parte, Ricardo Álvarez, que asegura haber hablado con él hace una semana, dijo que 'siempre se mantuvo fuerte y firme y nunca se imagino que pasaría esto (su muerte).

'Lamentamos la partida de un extraordinario hombre. Todos cometemos errores, cuando yo pongo en una balanza los logros por Honduras, eso pesa muchísimo', dijo a los medios de comunicación en una entrevista.

El diputado Juan Diego Zelaya subió un video donde se mostró la admiración hacia Callejas y le dedicó palabras.

'La primera vez que levante la bandera del Partido Nacional fue por Rafael Leonardo Callejas. Líder icónico de nuestro partido y nuestro país. Mis condolencias a toda la familia Callejas. Descanse en Paz. No habrá otro igual', expresó Zelaya.

David Chávez, diputado nacionalista mencionó que Callejas fue 'el líder que inspiró a muchos, mi amigo, mi consejero, el líder que causó una revolución en la política hondureña, un legado insuperable ¡Hasta siempre Presidente Callejas!', escribió en sus redes sociales.

El expresidente de Honduras era el líder del movimiento político Monarca dentro del partido Nacional y tras entregarse a la justicia estadounidense por el caso de Fifagate, dio el mando a Ramón Roberto Castillo.

"