25/05/2024
02:26 AM

Misquitos, entre el dolor y el retorno a la pesca

  • 05 julio 2019 /

Los sobrevivientes, quieran o no, deben volver al mar porque la pesca es su modo de vida.

    Puerto Lempira.

    Aferrarse a los recuerdos y afrontar lo que les depara sin ellos, es lo que toca de ahora en adelante a las 27 familias que ayer se unieron en el mismo dolor al sepultar a sus seres queridos fallecidos tras el colapso del barco pesquero Capitán Willy.

    Su consuelo es que el mar no se los tragó. Saben que tienen una tumba donde llorarlos y ponerles flores.

    Dato
    La pesca y la agricultura son las principales ocupaciones en el departamento

    La realidad para los sobrevivientes, sin embargo, es más dura. Quieran o no deben volver a integrarse a sus labores de pesca pues la temporada apenas empieza y no pueden prescindir de esos ingresos.

    Desde el 1 de julio comenzó la temporada que se extenderá hasta febrero de 2020 y el 1 de marzo de ese año iniciará una nueva veda. Honduras genera más de 1,000 empleos directos y faenan unas 110 embarcaciones.

    Muchas familias fueron por su cuenta a la Base de Caratasca a reclamar a sus seres.