Tegucigalpa, Honduras.

El estudiante universitario Kevin Solórzano fue absuelto este martes de los cargos que se le imputaban desde 2014 y recobró su libertad absoluta. Tras el fallo en los tribunales capitalinos, el Ministerio Público informó que, aunque respetan la determinación de los jueces, no descartan interponer algún recurso para retomar el juicio.

Carlos Vallecillo, portavoz del Ministerio Público, subrayó que la Fiscalía “tiene sus argumentos sobre la resolución judicial” y analizarán todos los aspectos en torno al fallo judicial.

“El Ministerio Público tiene ya sus argumentos en cuanto al fallo que acaba de emitir la sala, lo respeta, pero se está analizando la posibilidad de interponer algún recurso, estamos pendientes después de la resolución del fallo y se van a analizar todos los aspectos que han ocurrido en él”, explicó Vallecillo a medios locales.

FALLO EN EL CASO KEVIN SOLÓRZANO

Kevin Solórzano era acusado por asesinato y tentativa de asesinato en perjuicio de un exfiscal y una abogada. La lectura del fallo comenzó a las 8:00 am en la Sala II del Tribunal de Sentencia con Jurisdicción Nacional. Al escuchar que había sido absuelto de los cargos, el hondureño derramó lágrimas de felicidad.

“La prueba ha sido bien difícil, pero Dios es perfecto y quién es uno para reprocharle. Lo que ocurrió hoy da esperanza para que el pueblo hondureño pueda creer en la justicia”, dijo él mientras salía de la Sala II.

El Tribunal declaró que Solórzano nunca estuvo en el lugar de los hechos. Los vaciados teléfonos revelaron que Kevin se encontraba en su casa a la hora y día que ocurrió el crimen. Luego del proceso judicial, el universitario descartó que demandará al Estado de Honduras para resarcir el daño, mientras que su madre, quien lo acompañó en todo momento, dijo que Kevin retomará sus estudios para profesionalizarse.