San Pedro Sula, Honduras.

Debido al distanciamiento de los dos primeros años de la pandemia, las metas de vacunación descendieron drásticamente y Cortés es de los más bajos con 9% de cobertura en niños menores de un año.

En San Pedro Sula se estima que la cobertura de vacunación de la pentavalente (difteria, tos convulsa, tétanos, influenza tipo B y hepatitis B) es del 50%, según datos de la Región Metropolitana de San Pedro Sula.

Por eso el gobierno inauguró ayer la Jornada Nacional de Vacunación y Desparasitación, la cual fue presidida en Tegucigalpa por la presidenta Xiomara Castro, quien aprovechó para invitar a toda la población a vacunarse en la jornada que a nivel nacional se desarrollará hasta el 31 de mayo.

Abel Ortega, jefe de redes de la Región de Salud de San Pedro Sula, informó que en esta ciudad la meta es vacunar a 51,747 menores de 5 años con las vacunas del esquema. Se iniciará o completará el esquema de inoculación con todas las vacunas: polio, pentavalente, rotavirus y neumococo.

Y en menores de un año la primera dosis de triple vírica (SRP contra paperas, rubeola y sarampión) y hepatitis A, en los niños de un año, segunda dosis de SRP, refuerzo polio, para los de 18 meses refuerzo contra la difteria, bordetella pertussis y el tétanos (DTP) y segundo refuerzo a los 4 años.

También se busca vacunar a las niñas de 11 a 12 años con las dos dosis contra el papiloma humano, que causa el cáncer de cérvix. Contra la influenza la meta de vacunación es de 101,872 personas entre ellas más de 30 mil menores de 6 a 23 meses, trabajadores de la salud, embarazadas, mayores de 60 años y enfermos crónicos. Se busca también desparasitar a 43,000 y vitaminar a 62,600 menores.

A nivel nacional se vacunará en establecimientos salud e IHSS; además, se desplazarán aproximadamente 5 mil brigadas en barrios, colonias, aldeas y caseríos, esperando llegar a más de dos millones de hondureños con vacunación, suplemento de vitamina A y desparasitación.

Este 2022 se celebran más de 33 años sin presentar casos de difteria, 31 años sin polio, 24 años sin sarampión y 16 años sin rubeola, pero para seguir así se deben vacunar, dijo el secretario José Matheu.