San Pedro Sula

Solo cinco de cada diez hondureños mayores de 12 años han completado su esquema de vacunación contra el covid-19 (tres dosis), de acuerdo con los datos publicados hasta ahora por la Secretaría de Salud.

Se entiende por esquema completo cuando la persona ha recibido dos dosis regulares de una vacuna más una dosis de refuerzo; es decir, tres en total, según expertos consultados por LA PRENSA Premium.

Las autoridades de Salud informaron ayer que, hasta finales de abril, se han aplicado más de 13 millones de dosis, de las cuales 5.9 millones corresponden a primeras dosis; otros 4.9 millones de dosis del total corresponden a las segundas dosis.

La población elegible para el esquema de dos dosis abarca a partir de los cinco años en Honduras, que son 7.5 millones de habitantes.

Datos

9.5 Millones de personas es la población actual de Honduras, de acuerdo con los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadísticas.

7.5 Millones de personas corresponden al tamaño de la población mayor de cinco años que pueden aplicarse el esquema de dos dosis regulares.

Refuerzo

Solamente 2.2 millones de las inoculaciones corresponden a la tercera dosis o dosis de refuerzo, cuando la meta es 4.2 millones, porque solo son elegibles hasta ahora los mayores de 12 años.

De acuerdo con las autoridades de Salud, lo anterior corresponde al 54% de la población mayor de 12 años vacunada con el esquema completo antes definido.

Hay que mencionar que, cuando hablamos de población meta, nos referimos al segmento que es elegible para recibir la vacuna anticovid-19.

Debido al tecnicismo en la interpretación de los datos de vacunación contra el coronavirus, los expertos en salud pública consideran que analizar la inoculación con base en la población total del país (aproximadamente 9.5 millones de personas) y la elegible (7.5 millones) es válida.Pero, por un aspecto de precisión, los médicos recomiendan utilizar la población elegible debido a que esa es la meta para inyectar.

Población elegible

La población elegible comprende a todas las personas mayores de cinco años. De momento, las autoridades no han autorizado un esquema de vacunación para los menores de cinco años.Los porcentajes y las cifras aquí vertidas solo toman en cuenta a la población elegible para calcular los porcentajes de personas vacunadas según el grado de completación del esquema: con una sola dosis, con dos dosis y con la tercera dosis de refuerzo.

“El verdadero denominador para hacer análisis es la población elegible, que son las personas mayores de cinco años en Honduras”, dijo el epidemiólogo Manuel Sierra.

“Pero tampoco se puede decir que hacer un análisis con toda la población del país es un análisis malo ni errado”, añadió.Para el infectólogo Efraín Bu, usar solo la población elegible evitará que el análisis sea cuestionable, ya que solo se utilizará a las personas aptas para la inoculación.

Dijo que después de junio de este año la población elegible será mayor en función de que las vacunas estarán habilitadas para los mayores de seis meses.

Planteó, además, que el total de población se usa cuando todos los individuos de un país están aptos para la vacuna contra el coronavirus, como sucede en países como Estados Unidos.

Reticencia

Las cifras de vacunación deberían ser mayores, pero las autoridades identifican ciertos factores que han llevado a buena parte de la población no vacunada a posponer o de plano evitar la inoculación.

Experto

María Elena Guevara, jefa del PAI:

“Hacemos el llamado de que la vacuna es gratuita, que vayan y se la apliquen”.

Sin tercera dosis 5 de cada 10 hondureños

María Elena Guevara, jefa del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI), explica las razones por las que muchos compatriotas todavía no han recibido aún su primera o bien no han completado el proceso.

“La gente acudió al principio a los centros de vacunación porque era una enfermedad nueva; tenían miedo, se dio la avalancha de pacientes, hospitales colapsados por la demanda y bastantes fallecidos. La gente tenía miedo, y ahora, gracias a los efectos de la vacuna, eso ha disminuido. Se palpa que la población le ha perdido miedo a la enfermedad, por eso hay esa renuencia de la población a vacunarse”.

Guevara asegura que el país cuenta con suficientes existencias de las diferentes vacunas como para inocular a la población faltante.

Consultada sobre el reciente caso del vencimiento de más de 200,000 vacunas en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), Guevara aseguró que dicha situación no afectará los esfuerzos de vacunación debido al inventario disponible en el sector público.

Vacunación por regiones

A nivel regional, los departamentos de Francisco Morazán y Cortés, los más poblados del país, lideran la campaña con la mayor cantidad de terceras dosis aplicadas.

3 claves de la vacunación

1. A medida que la población se ha ido vacunando, se han ido reduciendo los casos graves de covid-19 y con ellos las muertes asociadas a la pandemia.El efecto práctico es que la población “le ha perdido el miedo” a la enfermedad, baja la guardia y ya no siente la necesidad de vacunarse.

2. Existe reticencia de una parte de la población debido a la circulación de informaciones falsas en relación con las vacunas y sus efectos en el organismo. Al dar crédito a la desinformación, algunas personas posponen o evitan del todo comenzar o terminar el esquema inmunológico.

3. La gran mayoría de la población que ha completado el esquema de inmunización se encuentra en zonas urbanas, mientras que en las zonas rurales más apartadas tienden a tener una menor tasa de vacunación, en algunos casos por la dificultad de acceso a dichas zonas.

Si bien la Región Sanitaria del Distrito Central es la región individual que más dosis ha aplicado hasta ahora (517,885), la de San Pedro Sula reporta el porcentaje más alto, con 75% de su población meta.

Siguiendo criterios internacionales, la inmunidad comunitaria, llamada a veces “inmunidad de rebaño”, se alcanza cuando al menos un 80% de su población alcanza el esquema completo de vacunación.

En la región noroccidental de Honduras, el promedio de población vacunada con esquema completo es de 43%, siendo el departamento de Ocotepeque el que más se acerca a la meta al contabilizar un 51% de su población meta vacunada con el esquema completo, en tanto que el de Santa Bárbara, con 37% de su población meta vacunada con esquema completo, es el que más lejos se halla de la meta en dicha región.

¿Qué se necesita para llegar a la población todavía sin vacunar? El doctor Augusto Sánchez, jefe de la Región Sanitaria del departamento de La Paz, señala que se requieren al menos tres factores: puntos de vacunación accesibles, suficientes existencias de la vacuna y suficiente personal para aplicar las vacunas.

Sánchez agrega un cuarto factor: complementarse con “una búsqueda activa” de las personas sin vacunar a través de campaña de promoción, en la cual las redes sociales han jugado un papel muy importante.

“Hay una parte de la gente con reservas para vacunarse, pero a través de familiares y amistades han logrado convencer de que la vacuna produce resultados efectivos”, asegura.Ahora bien, ¿cómo se compara Honduras en relación con sus vecinos de la región centroamericana?

De acuerdo con el portal en línea Statista.com, entre los países del istmo Honduras ocupa la quinta posición.El país se encuentra por detrás de Costa Rica (79% de su población con esquema completo), Panamá (70%), El Salvador (66%) y Nicaragua (65%).

Por detrás de Honduras se encuentran Belice (52% de su población con esquema completo) y Guatemala (33%).Como se desprende de estos datos, Costa Rica es el país de la región que más cerca se encuentra de alcanzar el porcentaje de inmunidad comunitaria, mientras que Guatemala está más lejos.

El llamado de las autoridades a la población hondureña es que comiencen su esquema o lo terminen, según el caso, pues mientras más pronto se complete el proceso, más pronto saldremos de la pandemia.