11/04/2024
05:01 AM

Me piden y exigen que ponga orden en el centro: Calidonio

San Pedro Sula, Honduras.

La construcción de un mercado es la solución al conflicto en las calles y avenidas del centro de la ciudad, a juicio del alcalde Armando Calidonio.

El proyecto, que lleva varios años en papel, vuelve a ser noticia luego del caos provocado por una turba de buhoneros que dejó daños en tiendas y prácticamente se tomó por asalto el Palacio Municipal.

Los buhoneros argumentan que tienen derecho al trabajo, pero comerciantes y sampedranos piden la desocupación de las calles que poco a poco se han ido saturando. Dirigentes como Yolanda Pérez, de Asevamalih, reconoce que la ocupación cada día es mayor.

Calidonio, en una carta enviada a los sampedranos, dijo que con el tema de los vendedores ambulantes no se va a detener. “Los sampedranos me piden y exigen que ponga orden en el centro de la ciudad. Ya empezamos y no vamos a parar. Hace dos meses en represalia quemaron una patrulla de la Policía Municipal y ayer (martes) ingresaron a la fuerza y vandalizaron las oficinas municipales, poniendo en riesgo la vida de las personas que aquí laboramos”, expresó el alcalde.

Calidonio asegura que estas acciones se toman porque se cuenta con el apoyo de todos los sampedranos que añoran una ciudad limpia y ordenada. “Entiendo que los vendedores ambulantes, sus asociaciones y dirigentes tienen familias que atender, pero no lo continúen haciendo en detrimento de otras”, indica.

El alcalde llamó a todos los sampedranos a poner orden y a tener una ciudad moderna y más humana.

Diálogo

Por su parte, la procuradora municipal, Marnie Menardi, explicó que han tenido varias reuniones con la dirigencia de los vendedores para poder hacer esa reubicación que tanto esperan los sampedranos. “Hay varias personas trabajando en ello porque no es algo que se hace de la noche a la mañana”.

La representante comunicó que se han tenido un sinnúmero de reuniones con la dirigencia y se ha habido bastante cordialidad, “y por eso hemos quedado sorprendidos con las situaciones ocurridas porque se dieron actos vandálicos que ya están fuera de toda norma”.

“Nosotros siempre hemos estado abiertos al diálogo y la

Organización Internacional de Trabajo (OIT) ha estado presente en estas reuniones” aseguró.

Las calles de la ciudad no son de alguna persona en particular, sino de la Corporación que está en la obligación de hacer cumplir las normas jurídicas, las calles de la ciudad deben estar libres.

El jefe de Abastos y Mercados, Ramón Renaú, manifiesta que la intención de reordenar el centro es seria y firme, y que la intención de la alcaldía es crear espacios dignos para los vendedores. “Ese decreto ha permitido abusos y los vendedores han proliferado. Nosotros hemos estado en un diálogo permanente con las asociaciones” comentó. Renaú manifestó que ya no son puestos ambulantes, sino permanentes.