22/06/2022
09:24 PM

Más noticias

Más de 400 miembros LGBTI han sido asesinados en Honduras desde 2009

El Conadeh instó al Congreso a reconocer los derechos de las personas LGBTI a través de la adopción de reformas al articulado relacionado con el delito de discriminación en el Código Penal.

Tegucigalpa, Honduras

Más de 400 integrantes de la comunidad LGBTI han sido asesinados en Honduras entre 2009 y 2022, muertes que reflejan la “profunda discriminación estructural” que afecta a estas personas, denunciaron ayer martes la ONU y el Comisionado Nacional de Derechos Humanos en el país.

Del total de muertes, al menos 15 miembros del colectivo lesbiana, gay, bisexual, transexual e intersexual han sido asesinados en lo que va de 2022, indicó el organismo hondureño de derechos humanos en un comunicado, con motivo del Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia.

Señaló que esas muertes presentan “patrones culturales y estructurales que representan un obstáculo para que las personas LGBTI logren construir y vivir un proyecto de vida libre de violencia y discriminación”.

LEA: Personas trans en Honduras podrán cambiar su nombre en el RNP

En 2021, el Comisionado Nacional de Derechos Humanos en Honduras (Conadeh) registró 74 quejas relacionadas en su mayoría con amenazas contra la vida e integridad de personas LGBTI, y este año ya reporta 33 denuncias.

PERSISTE VIOLENCIA

El organismo hondureño ve “con preocupación la persistencia de la violencia basada en prejuicios y estereotipos contra las personas LGBTI y todas las demás personas con diversas orientaciones sexuales, identidades o expresiones de género y sexo”.

Destacó que la violencia y la discriminación contra esta comunidad constituyen “una grave violación a los derechos humanos y requiere del reconocimiento expreso y atención específica e inmediata del Estado y de la sociedad en general para avanzar al goce real e igualitario de los derechos humanos”.

Integrantes de colectivo LGBTI participaron el martes en un acto público, en Tegucigalpa (Honduras).

La titular del Comisionado de Derechos Humanos, Blanca Izaguirre, dijo que los estándares internacionales de derechos humanos constituyen “la única ruta” para alcanzar la igualdad de derechos de las personas LGBTI.

Señaló la importancia de adoptar medidas legislativas administrativas y judiciales relacionadas a la prevención, sanción y reparación de todos los actos de discriminación y violencia que sufren las personas del colectivo.

El Conadeh instó al Parlamento de Honduras a reconocer los derechos de las personas LGBTI a través de la adopción de las reformas al articulado relacionado con el delito de discriminación en el Código Penal de Honduras y a adoptar la Ley de igualdad y equidad. Además, la Ley de Inclusión Laboral sin Discriminación y la Ley de Protección a Personas LGBTI, con el fin de cumplir con los deberes internacionales en materia de derechos humanos.

PROFUNDA DISCRIMINACIÓN

La representante de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas de Derechos Humanos (Oacnudh) en Honduras, Isabel Albaladejo, dijo que el asesinato de personas LGBTI refleja “la profunda discriminación estructural” que enfrenta esa comunidad.

ADEMÁS: PN asegura que Gobierno utiliza matrimonio igualitario como cortina de humo

“Estos hechos no pueden quedar impunes, el acceso a la justicia es la mejor herramienta contra la impunidad y, además, contribuye a prevenir la repetición de hechos violentos”, subrayó Albaladejo en un video divulgado en Twitter. La Oacnudh reafirma que “todas las personas nacen libres e iguales en dignidad y derechos, nadie puede ser violentado ni discriminado por ser quien es o amar a quien ama”, añadió.

Albaladejo destacó que el pasado 9 de mayo, el Estado de Honduras reconoció su responsabilidad por el caso de Vicky Hernández, una mujer transexual y defensora de derechos humanos que fue ejecutada de forma extrajudicial el 28 de junio de 2009, en medio de un toque de queda.

“Esperamos que este caso sea la puerta de entrada para el acceso a la justicia de las demás víctimas en el país”, enfatizó la diplomática, quien reconoció “la valentía” y aplaudió el trabajo de las personas LGBTI y de las organizaciones que las acompañan en la defensa de los derechos. La Organización de Naciones Unidas izó hoy la bandera arcoíris del movimiento por los derechos de los LGBTI en su sede en la ciudad de Tegucigalpa, la capital hondureña.