Tegucigalpa, Honduras.

La presidenta del Partido Anticorrupción de Honduras (PAC), Marlene Alvarenga, se refirió a la polémica que Honduras enfrenta tras la juramentación de dos juntas directivas del Congreso Nacional (CN).

Puede leer: En medio de una división se elige a Jorge Cálix como nuevo presidente del Congreso Nacional

“Honduras necesita paz no odio, necesita seguridad no violencia. Hago un llamado a la clase política de este país. No generemos más violencia y odio entre los mismos hondureños”, dijo Alvarenga.

El conflicto se dio debido a que mientras se elegía a Jorge Cálix como nuevo presidente del Congreso Nacional durante una reunión realizada en Bosques de Zambrano, en la capital, un nutrido grupo de diputados propietarios y suplentes juramentaban a Luis Redondo en la direción del Legislativo.

También: Entre disidencias eligen en el Congreso a Luis Redondo como nuevo presidente

Ambas sesiones se desarrollaron en horas de la mañana, sin disturbios significativos y en medio de contraposiciones políticas.