Más noticias

Los detonantes del declive del Partido Nacional en elecciones 2021

Señalamientos de narcotráfico, escándalos de corrupción y mal manejo de la pandemia incidieron en la derrota masiva del Partido Nacional.

Tegucigalpa, Honduras.

Analistas y críticos del sistema coinciden que la caída del Partido Nacional en los resultados de estas elecciones generales se deriva de múltiples factores, arrastrados sobre todo en los últimos cuatro años.

Nasry Asfura, candidato presidencial por el partido oficialista, está en cuanto a votos muy por debajo de Xiomara Castro, del Partido Libre, quien es la virtual ganadora aunque el Consejo Nacional Electoral (CNE) aún no ha dado los resultados finales.

El oficialista Asfura, por su parte, pidió el domingo en su cuenta de Twitter “paciencia, tranquilidad y sosiego” a los demás postulantes presidenciales y a los votantes para que esperaran a que se terminara el conteo de votos.

Las crisis que socava a esta institución política también llegó a las alcaldías del país, donde muchos de los representantes del nacionalismo que aspiraron por primera vez, están cayendo en la contienda electoral, lo mismo se avizora con actuales y reconocidos ediles que gobiernan desde hace muchos años en importantes ciudades, los cuales están perdiendo contra rostros nuevos de la política.

En el Congreso Nacional se proyecta la misma situación, puesto que durante muchos años el Partido Nacional ha tenido en los curules a la mayor cantidad de diputados; sin embargo, se contempla que en esta ocasión sea mayoría la oposición política, sobre todo diputados del Partido Libre. Por otro lado, nacionalistas que durante varios períodos han fungido como parlamentarios, no aparecen ahora entre los nuevos elegidos para trabajar en el Hemiciclo en los próximos cuatro años.

$!El Nacional ha sido considerado por décadas como el partido más grande del país.

Roberto Ramón Castillo, conocido dirigente del Partido Nacional, reconoció que es urgente cambiar la estructura y el discurso, puesto que “los jóvenes están cansados de nosotros los políticos, la población se rebeló, al Partido Nacional y al Partido Liberal los castigaron, hay que cambiar muchas cosas”.

Otros analistas en cambio, indican que los constantes señalamientos de narcotráfico y escándalos de corrupción a nivel de funcionarios y exfuncionarios, además de la impunidad que impera en el sistema de justicia, el mal manejo de la pandemia y la poca preparación ante los embates de las tormentas Eta y Iota, así como la promoción de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (Zede), provocaron un desencanto masivo a nivel de la población, sobre todo la juventud.

Relacionada: Prevalece la tranquilidad tras elecciones generales 2021

El diputado nacionalista Celín Discua manifestó que “se debe esperar cómo se presentan las cosas en el partido en los próximos días, hay que corregir algunos errores que se cometieron y seguir hacia delante. Hay que volver a levantar al Partido Nacional porque tiene su membresía y quedó demostrado, pero estar 12 años en el poder desgasta a cualquier partido”.

“Esperaremos que otros dirigentes surjan para así apoyar al mejor de cara a las próximas elecciones, pero es muy temprano aún”, añadió el congresista.

Para el analista Elvin Carrillo, “el nuevo gobierno deberá asumir grandes retos durante su administración, ya Xiomara Castro abordó diversos temas en su declaratoria como ganadora, los cuales deberán ser discutidos”.

Omar Rivera, secretario ejecutivo del Foro Nacional de Convergencia (Fonac), puntualizó que “desde ya los partidos políticos deben ir pensando en los mecanismos de aproximación, diálogo, consenso y acuerdos respecto a la forma a la que seleccionarán a los titulares de importantes entidades estatales. De igual manera deben garantizar que se elija a profesionales competentes, decentes y de una trayectoria intachable”.

El Partido Nacional, del saliente mandatario Juan Orlando Hernández, ha estado en el centro de varias denuncias de tráfico de drogas y corrupción, siendo estas algunas de las pautas de la crisis que venía asomando previo a los comicios electorales.

De acuerdo con los conteos publicados por el Consejo Nacional Electoral (CNE), con más del 51% de las actas escrutadas, la esposa del expresidente Manuel Zelaya (2006-2009) se mantiene con más del 53% de los votos, mientras Asfura lleva más del 33%.

De confirmarse la tendencia, la llegada de Castro a la presidencia, que se convertiría en la primera mujer en presidir el país, pondría fin a tres mandatos consecutivos en el poder del Partido Nacional.

Las autoridades electorales destacaron que los comicios se celebraron sin incidentes que lamentar, aunque organizaciones de derechos civiles señalaron la carencia de material electoral, fallas en el sistema de votación y otros problemas menores.

Las elecciones del 28 de noviembre se celebraron en un difícil momento para la nación, sacudida por la pandemia de coronavirus, olas de migrantes, crisis económica y varios desastres naturales.