San Pedro Sula, Honduras

La violencia, odio, saqueo y destrucción que vivimos en estas horas en el país, han sumido en la zozobra a los hondureños. ¿Cómo podemos ayudar a bajar estos niveles de tensión?

Compartimos estos consejos que recibimos de un lector, sobre lo que NO hay que hacer en estos momentos de incertidumbre:

1. Creerse dueño de la verdad y atacar sin pruebas a otros por creer que “su candidato” ya ganó. ¿Usted y yo fuimos a contar todos los votos ya? No verdad.

2. Discutir con familiares y amigos por defender sus creencias políticas. Créame, si personas cercanas a usted a veces lo sorprenden, cómo puede poner las manos al fuego por x o y candidato. Es momento de poner en práctica la tolerancia también y todo eso bueno que decimos ser o queremos ser.

3. Andar muy sensible con las diferentes opiniones de los demás y vivir a la defensiva.

4. Transmitir su odio y resentimiento a sus hijos o personas cercanas. Deje ser a la gente y respete su opinión.

5. Perder la paz y el discernimiento. En estos momentos hay que tener un poco más de prudencia al hablar, usted no conoce a veces quién lo escucha alrededor y no conoce sus trastornos mentales o su corazón y sobretodo qué tipo de reacción puede tener.

6. Inventar mensajes y transmitirlos por whatsapp o redes sociales sin tener una fuente fidedigna para crear histeria y más incertidumbre.

Cosas que SI hay que hacer: Trabajar, mantener la calma, no dejarse saturar de información, meditar para evitar tanta preocupación y ansiedad, sonreír porque está vivo y, sobretodo, reflexionar en qué he hecho yo bien o mal en mi vida, juzgar menos (la más difícil), rezar y pedirle a Dios que todo se solucione y que la democracia se mantenga. Y si hay que defenderla, manténgalo en mente: con odio y violencia no se genera nada, ni llegamos a ninguna parte.