San Pedro Sula, Honduras.

Las altas temperaturas en la zona norte y sur de Honduras durante las primeras dos semanas de junio han vuelto más tedioso el confinamiento para los pobladores que aún están en casa y para los trabajadores que se están reincorporando a sus lugares de desempeño luego de la cuarentena por el COVID-19.

En promedio, las ciudades de San Pedro Sula, El Progreso, en el norte y Choluteca en el sur han recibido 38 grados centrígrados con sensación térmica de 40.

La Comisión Permanente de Contingecias (Copeco) publicó este martes los pronósticos del tiempo para todo el territorio nacional que muestran que al menos para las próximas 24 horas en Honduras el calor no cesará. Sin embargo, no se descartan algunas presencias de lluvia leve en el cierre del día.

LEA: El 49% de los hondureños no tiene preferencia por un partido político

En el caso de San Pedro Sula, que este 9 de junio llegó a experimentar calor de 39 grados con sensación térmica de 41,tendrá para las próximas 24 horas temperaturas máximas de 36 grados con una mínima probabilidad de lluvia.

Choluteca, ubicada en la zona sur del país ha llegado a 34 grados con sensación de 36 y se espera esta misma temperatura para este miércoles.

En Tegucigalpa, el clima no llegará a puntos tan extremos pero tampoco presentará sensaciones tan agradables. Para este 10 de junio se esperan temperaturas máximas de 30 grados para horas del mediodía.

Temporada lluviosa

Francisco Argeñal, jefe de meteorología de Copeco, manifestó que la temporada lluviosa para el país iniciará a finales de julio, sin embargo, no se descarta que para este jueves las ondas tropicales dejen algunas lluvias en el territorio nacional.

'Los rayos del sol están cayendo en dirección perpendicular en la zona norte y sur de Honduras por lo que se está sufriendo de temperaturas altas. Esperamos algunas tormentas a partir del jueves y algunas manifestaciones lluviosas en horas de la noche', detalló el experto.

Argeñal aprovechó para recomendar a la ciudadanía que durante la pandemia del coronavirus es cuando más hidratación deben tener puesto a que el contagio sumado al clima alto complica las condiciones respiratorias en las personas.